Dos senadores de ARI apoyarán el adelanto de las elecciones y se afianza la mayoría oficialista

Son Martínez y Díaz, de Tierra del Fuego; renunciaron al partido, que rechaza el cambio, y decidieron votar en favor del proyecto que se trata mañana en la Cámara alta, confirmó lanacion.com; los fondos para la provincia, en la mira
El Gobierno se aseguró por estas horas dos votos fundamentales para aprobar mañana el adelantamiento de las elecciones legislativas nacionales.

José Martínez y María Rosa Díaz, senadores por ARI Tierra del Fuego, tomaron anoche la decisión de desoir el mandato del partido a nivel provincial y nacional y anunciaron que votarán en favor de la iniciativa que adelanta las elecciones nacionales al 28 de junio próximo.

La decisión viene acompañada por la renuncia a ARI Tierra del Fuego, que encabezan dirigentes leales a la gobernadora Fabiana Ríos. "El partido ya no nos representa" expresaron Martínez y Díaz en distintos medios de comunicación y portales de noticias fueguinos.

La vieja frase "se van antes de que los echen" parece aplicarse en este caso. La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, había tomado la decisión de recomendar al comité de ética partidario la expulsión de los legisladores fueguinos que votaran con el Gobierno. Se salvaron de la medida los diputados fueguinos Leonardo Gorbaca y Nélida Belous, que sorpresivamente votaron en contra del adelantamiento cuando el asunto se trató en la Cámara baja. Pertenecen al inbterbloque SI, de Eduardo Macaluse, alejado de Carrió, pero que se abstuvo en la votación en Diputados.

Lealtad y fondos. La situación de los diputados y senadores fueguinos se relaciona, en gran medida, con la precaria estabilidad económica que vive el gobierno de Ríos, que a su vez sostiene su lealtad política con Carrió. "No podemos tensar de la cuerda todo lo que Carrió quisiera. Si el Gobierno la presiona, Fabiana hace lo contrario. Pero tampoco podemos ser furibundos opositores", reconoció a lanacion.com una fuente cercana a la gobernadora.

La semana pasada, Ríos asistió al anuncio del adelantamiento de las elecciones en Rawson, y estuvo sentada a metros de la presidenta Cristina Kirchner. "La quisieron hacer firmar un compromiso de los gobernadores con el adelantamiento y lo rechazó", contó uno de los asistentes al acto.

Pero la necesidad imperiosa de fondos para pagar sueldos y atender a la crisis social ata las manos de la primera gobernadora mujer de la historia argentina. Sus senadores, para ayudarla, votarán con el Gobierno.

Comentá la nota