El senador Molina será asesor para crear el banco de datos genéticos

Se trata del proyecto que él mismo elaboró en el que se prevé la instrumentación de la ley 13.869. Fue designado junto a otros dos senadores. El proyecto añade un medio de prueba más para identificar a los autores de delitos sexuales.
El senador pilarense José Molina fue designado como uno de los asesores que tendrá a su cargo la tarea de reglamentar la ley 13.869 que prevé la elaboración de un banco de datos genéticos que servirá para obtener un registro de personas condenadas por delitos de violaciones sexuales.

Molina integrará esa comisión asesora junto a los senadores Elsa Strizzi y Edda Evangelina Acuña, todos ellos elegidos a través de un decreto que elaboró la cámara de Senadores provincial.

La nueva ley estipula la creación de un banco de datos en el que quede asentada la identidad de los condenados por delitos contra la integridad física y al mismo tiempo un banco genético para archivo.

La iniciativa, después de varias dilaciones recibió la mayoría necesaria y el pasado mes de septiembre fue convertido en ley.

El proyecto fue presentado en el año 2006 pero su aprobación se demoró hasta tal punto que “por falta de tratamiento en la Cámara”, la iniciativa había perdido estado parlamentario y había recaído en el archivo de la Cámara de Senadores.

Sin embargo, a raíz de los episodios del “caso de Rocío”, una nena de Coronel Dorrego que hace unos meses tras ser atropellada, violada y quemada por su atacante –reincidente en el delito-, el tema del “registro de violadores” recobró fuerza.

En ese marco, la senadora del Frente para la Victoria, Elsa Strizzi había presentado un proyecto para tal fin mientras que Molina, actual vicepresidente II y autor del proyecto original, reprodujo el mismo que había presentado en el 2006.

En su momento, el senador Molina aclaró que “la intención de la propuesta, sin desconocer la existencia y respeto de la Constitución, añade un medio de prueba más, a través del cual, la reunión material de la semiplena prueba de la autoría y responsabilidad por este ilícito, determinará con feaciencia la imputabilidad al sospechado; sin olvidar, obviamente, que ayudará a descartar la duda razonable respecto del inocente”.

Comentá la nota