El senador Molina y la elección en la Primera Sección Electoral. Jugaron al Colorado y salió el Negro

El legislador que va por su reelección predijo que el Justicialismo logrará cinco bancas.
El dirigente justicialista domiciliado en Derqui anunció que el Partido Justicialista logrará cinco bancas en el Senado provincial, de las ocho en juego, contradiciendo a las encuestas que hablan de un peleado cuatro-dos-dos, o peor para el Peronismo, un tres-tres-dos donde reparten fuerzas con Unión Pro y el Acuerdo Cívico y Social. El "Negro" Molina entiende que la agrupación comandada por Francisco De Narváez ya abandonó el amesetamiento de su crecimiento, y comenzó una bajada en la intención de voto que culminará con más de quince puntos abajo del FJV el 28 J.

Para ilustrar esta presunción, se refirió a los escandalosos entretelones de la interna de Unión Pro, que ya llegaron hasta las amenazas de muerte, tal como lo denunció el concejal Mario Criniti, que manifestó haber recibido tres mensajes en un celular que pocos conocen, para que reponga al frente de la lista a Gustavo Trindade, que fue relegado sorpresivamente al sexto lugar en la boleta.

"Parece una película de Sandrini-dijo Molina ante los medios- primero te hace reir, y después llorar".

Al ser interrogado sobre una campaña de tapado de carteles del FJV por parte de los equipos de propaganda de De Narváez festejó con una carcajada el título de esta nota sugerido por el cronista.

En la recorrida por el barrio Santa teresa de Lagomarsino el senador escuchó la requisitoria de numerosos vecinos junto a la ministra Alvarez Rodríguez, juntos en la foto.

Comentá la nota