Senado: la oposición convoca al kirchnerismo para una sesión sobre el Central

Cobos encabezó una reunión a la que fueron todos los jefes de bloque menos el oficialista Pichetto. Los legisladores insistieron en la "legitimidad" del encuentro, aunque no fijaron una fecha para que la Cámara alta debata en sesión la crisis del BCRA. Quieren acordarlo con los K.
El vicepresidente Julio Cobos y los presidentes de todos los bloques no oficialistas de la Cámara alta convocaron al kirchnerismo a buscar un acuerdo sobre cuándo el pleno del Senado sesionará para debatir la validez de cuatro decretos de necesidad y urgencia (DNU), entre ellos los dos que desataron la actual crisis en el Banco Central.

Como titular del Senado y ante un pedido del radical Gerardo Morales y el peronista disidente Adolfo Rodríguez Saá, Cobos había convocado para hoy a un plenario de Labor Legislativa. Al mismo asistieron los titulares de todos los bloques de la oposición; no fue, en cambio, el jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, quien ya había anticipado esa postura y aducido que sólo el Ejecutivo tiene potestad para llamar a sesiones extraordinarias.

Cobos y los jefes de bancada estuvieron reunidos durante casi tres horas. Desde el principio, se especulaba con que el encuentro podría terminar con una convocatoria de fecha concreta a que sesione el pleno del Senado para tratar los dos DNU vinculados al Central, otro referido a la reforma política y un cuarto vinculado al canje de deuda.

Sin embargo, eso no ocurrió. Tras la reunión, la senadora puntana Liliana Negre de Alonso leyó un escrito de cinco puntos en el que, básicamente, los legisladores reafirmaron la "legitimidad y legalidad" del encuentro que habían realizado; insistieron en destacar "la obligación del tratamiento expreso e inmediato por parte del Congreso de los DNU"; exhortaron a que las reservas del Banco Central sigan sin tocarse hasta tanto haya una definición del Legislativo y anticiparon que desde esta misma noche buscarán un acuerdo con Pichetto para la convocatoria al pleno del Senado.

Aunque los DNU pendientes de trámite legislativo son cuatro, el foco está puesto en dos de ellos: el que creó el Fondo del Bicentenario, con el que el Gobierno aspira a pagar vencimientos de la deuda externa con reservas del Banco Central, y aquel con el que Cristina echó a Martín Redrado como presidente de la entidad monetaria; ambos están hoy suspendidos por decisión de la Justicia.

El decreto que creó el Fondo del Bicentenario, el que modificó la Ley de Reforma Política y el que inició los contactos con la SEC por el nuevo canje de deuda ya tienen despacho de la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, que es la que se encarga del seguimiento de los DNU. En los tres casos, hay un despacho favorable votado por ocho legisladores y otro en contra, apoyado también por ocho legisladores. Esa comisión se reunirá el miércoles para discutir el decreto con el que la Presidenta había echado a Redrado.

Con la pareja situación en la que quedaron oficialismo y oposición tras el recambio legislativo del 10 de diciembre, unos y otros están al borde del quórum pero sin garantías. Es en ese marco que no llama la atención que los legisladores que hoy se reunieron con Cobos hayan decidido conformar "una delegación (...) para establecer el diálogo y la búsqueda de consenso" con el FPV que conduce Pichetto.

Comentá la nota