El Senado libera a las provincias para endeudarse

Los senadores tienen previsto tratar hoy las reformas a la Ley de Responsabilidad Fiscal. La medida, que ya tuvo media sanción en Diputados, les permitirá a los gobiernos provinciales no circunscribirse a los topes de gasto y también endeudarse. El bloque oficial sumará algunos votos de la oposición.
La agenda prevista en la Cámara alta tiene en primer lugar, luego de un breve acto de homenaje, el tratamiento de la reforma a la Ley de Responsabilidad Fiscal. El proyecto deroga hasta fines de 2010 varios artículos, entre los que se incluye el que originalmente indicaba que la tasa de incremento del gasto público primario (antes del pago de deuda) de las provincias no podría superar la tasa de suba del PBI. La modificación excluye del tope los fondos que promuevan "la actividad económica, sostener el nivel de empleo y dar cobertura a la emergencia sanitaria y a la asistencia social".

También quedará suspendido el artículo que establecía que "el gobierno nacional, los gobiernos provinciales y de la ciudad autónoma de Buenos Aires deberán ejecutar sus presupuestos preservando el equilibrio financiero". Y, tal vez lo más importante, se alterará el apartado referido a la capacidad de endeudamiento. Las provincias podrán financiar gasto corriente con recursos generados por "la venta de activos fijos de cualquier naturaleza" y también con más crédito.

El proyecto también deja sin efecto el límite que indicaba que los servicios de la deuda no podían superar el 15 por ciento de los recursos corrientes netos de transferencias por coparticipación.

La delicada situación financiera de una decena de provincias hace que sean muchos los gobernadores que esperan la reforma de la ley. Mendoza ya hizo escuchar sus reclamos. Neuquén y Río Negro, que en la sesión aportarán los votos opositores de Horacio Lores (del Movimiento Popular Neuquino) y del radical cobista Pablo Verani, tienen previsto endeudarse. También Buenos Aires, Córdoba, Chubut, Tierra del Fuego y la ciudad de Buenos Aires (cuyos legisladores, sin embargo, no apoyaron ni apoyarán la reforma). Se estima que el endeudamiento total superaría los dos mil millones de dólares. Y que el Gobierno podrá premiar o castigar a los gobernadores a través de la ANSES, que sería quien podría tomar los bonos emitidos, como antes lo hacían las AFJP.

En el primer capítulo, el oficialismo obtuvo en la Cámara de Diputados una votación cómoda, con 149 votos a favor y 79 en contra.

Comentá la nota