El Senado impulsa subsidios para la maquinaria agrícola

El oficialismo votó contra la norma. Advierte que la ley que aprobó la Cámara Alta no identifica fuentes de financiamiento, aunque comparte sus objetivos. Primeras alusiones al debate sobre impuestos que se viene.
"Compartimos el espíritu y los objetivos, pero no vamos a acompañar", dijo el senador por Rosario, Juan Carlos Zabalza, cuando la Cámara Alta provincial iba a aprobar -sólo por mayoría- un proyecto de ley que crea un mecanismo de subsidios a los productores rurales que compren maquinaria e implementos de campo a empresas radicadas en el territorio santafesino.

La negativa del minoritario bloque de senadores del oficialismo para el proyecto de ley que logró media sanción parece un adelanto de la suerte que correrá la iniciativa de Alcides Calvo (PJ-Castellanos) en Diputados, donde la Constitución le reserva todos los resortes y mayorías al partido de gobierno.

Zabalza dijo con todas las letras que, si no hay nuevas fuentes que impliquen ingresos para la provincia, el proyecto es inviable: "No es real", subrayó.

Acaso como un adelanto del debate por los impuestos que el Ejecutivo ya ha anunciado, subrayó que este tema que involucra fondos del Estado provincial "debe ser discutido en un marco global de los recursos".

Para fábricas santafesinas

Calvo se centró en el texto de la ley que -tras pasar por comisiones- fue aprobado por el PJ.

Reivindicó la potestad del Estado de otorgar incentivos a la inversión y a la producción local, y dijo que una forma de ampliar el mercado para los fabricantes de maquinaria agrícola locales es que se reintegre a los productores-compradores un porcentaje de esos equipos.

Destacó que -más en un contexto económico difícil- deben buscarse estrategias que beneficien a quienes producen dentro del territorio de la provincia.

Advirtió que reintegros del 12 % para 2010 sobre el precio final de los implementos para el campo (como plantea la norma con media sanción) pueden "hacer mucho más interesante las ofertas de los fabricantes locales".

El texto que fue girado a Diputados baja el subsidio estatal a la comercialización al 8 % para 2011 y a 4 % en 2012, porque el autor de la iniciativa confía en que la crisis económica y sus efectos recesivos disminuirán.

Calvo expresa que el carácter abarcativo de los bienes comprendidos en este proyecto de ley permite la adquisición de un importante espectro de elementos que van desde las maquinarias agrícolas propiamente dichas hasta los accesorios de alta tecnología que han de mejorar las prestaciones de los primeros.

La ley define los "implementos asociados a la maquinaria agrícola ganadera" y enumera algunos: sembradoras, tolvas, enfardadoras, desmalezadoras, rastra de discos, carros forrajeros, acoplados y similares.

También incluye "todo accesorio de alta tecnología vinculado a la maquinaria agrícolo-ganadera", como componentes electrónicos: sistemas de comunicación, monitores de rendimientos, banderilleros, GPS y similares".

Comentá la nota