Senado: 'explicó' el FpV-PJ por qué no trató temas "clave"

Mediante una extraña comunicación oficial, el Senado bonaerense salió esta tarde a aclarar, contradictorio, que la decisión de postergar el debate acerca da la Nocturnidad –tal como reclamaba el Ejecutivo- respondió a la decisión de la oposición que solicitó "más tiempo" para estudiar los cambios introducidos en Diputados.
Pero también, a un uso y costumbre del Cuerpo de no tratar proyectos "que implican gravitante importancia para el funcionamiento del Estado" Sobre tablas.

Anoche, después que el Gobernador bonaerense, Daniel Scioli reclamara públicamente la aprobación de la Ley en la sesión prevista para hoy con la intención –dijo- de ponerla en práctica "el próximo fin de semana", el oficialismo del Senado confirmó la decisión de postergar el tratamiento de la iniciativa, que hasta minutos antes de las 21 horas daban por descartado.

La versión de voceros oficiales fue ratificada, esta tarde, mediante un comunicado oficial, en el que la Presidencia del Cuerpo remarcó que la idea de postergar el debate de la norma se tomó "atendiendo a una solicitud de la oposición que requirió mayor tiempo para el análisis de las mismas, y por consiguiente no brindó el quórum necesario".

Sin embargo, el oficialismo admitió que hubo otras cuestiones propias que fueron gravitantes también para no tratar la Ley de Nocturnidad: "En la actual gestión, se ha impuesto, como determinación, que los proyectos que implican gravitante importancia para el funcionamiento del Estado y la comunidad, no se consideren sobre tablas, sin contar al menos con despacho de una comisión, ya que los ingresados en el día de la fecha no habían tomado estado parlamentario".

"También es dable informar –continúa el comunicado oficial- que más allá de lo apuntad, el bloque mayoritario (FpV-PJ), ante la ausencia de los Senadores opositores en el recinto, no alcanzaba los dos tercios que exige el reglamento para sesionar".

Una verdad bastante renga, por cierto: Primero porque para sesionar, en rigor, se requiere la mitad más uno de los miembros del cuerpo, es decir 24 Senadores. Y, segundo porque, en todo caso, la ausencia de los senadores opositores ante la necesidad de alcanzar los dos tercios de los presentes para el tratamiento sobre tablas de una norma, favorece al bloque mayoritario para reunir esa proporción del Cuerpo.

Por último, el oficialismo de la Cámara Alta confirmó hoy que reeditará una modalidad que sin ser inédita, al menos es bastante poco frecuente: volverá a reunirse en una semana.

"Con el objeto de respetar los mecanismos utilizados hasta el presente, se resolvió convocar a sesión para la semana próxima, donde se asegura que el oficialismo ya determinó apoyar el proyecto sobre nocturnidad, girado por el Poder Ejecutivo de Buenos Aires", concluye el comunicado oficial. Cabe aclarar que son dos los proyectos, cada uno de los cuáles estipulan cosas distintas: uno de ellos fija horarios para el negocio de la nocturnidad, y el otro endurece las penas para quienes infrinjan la ley que reglamenta el expendio de bebidas alcohólicas.

Una duda, sin embargo, surge de la aclaración del oficialismo del Senado. Nada se informó, al menos oficialmente, sobre la "ampliación presupuestaria", otro de los proyectos que el Gobernador necesita como el oxígeno y que ya fue aprobado en Diputados, ni por qué no se presentó una moción de preferencia para tratar, en la próxima sesión, el proyecto que establece una ‘reforma’ a la flamante Reforma Impositiva sancionada recientemente por esta misma Legislatura.

Comentá la nota