El Senado empezará a debatir la reforma política el martes

El líder de los radicales en la Cámara alta dijo que el Gobierno busca romper las últimas reglas que le quedan a la República. Deberán extender el período de sesiones.
El oficialismo acelerará los tiempos para tratar en el Senado la reforma política, que sancionó Diputados esta semana, y para eso convocó a un plenario de comisiones el martes, para empezar la discusión con vistas a convertirla en ley antes del 10 de diciembre, si el Ejecutivo prorroga el período de sesiones ordinarias o convoca a extraordinarias, indicó una fuente parlamentaria.

Las comisiones que se reunirán en el Salón de Lectura desde las 11 son las de Asuntos Constitucionales, que preside el kirchnerista santacruceño Nicolás Fernández y será cabecera en el tratamiento del proyecto; la de Justicia y Asuntos Penales, que conduce el pampeano Rubén Marín (PJ); y la de Presupuesto y Hacienda, a cargo de Fabián Ríos (FpV).

Como el actual período de sesiones legislativas ordinarias termina el 30 de noviembre, la fuente consultada estimó que es probable que el Poder Ejecutivo lo prorrogue durante diciembre o convoque a sesiones extraordinarias.

"Existe la voluntad política de comenzar a tratar a partir del martes próximo la reforma política en comisión, avanzar en su tratamiento ante una eventualidad, pero no está tomada la decisión de emitir dictamen ese día", dijo otra fuente parlamentaria del oficialismo.

La misma fuente consideró "factible" que el Ejecutivo prorrogue las sesiones ordinarias o convoque a extraordinarias, por eso se extendería la actividad en la Cámara alta hasta el recambio parlamentario, pero por el momento la decisión no ha sido tomada.

La determinación fue adoptada tras el ingreso de la media sanción de Diputados, por el jefe del bloque de senadores oficialistas, Miguel Pichetto, y el presidente provisional del Senado, José Pampuro, y se lo comunicaron vía telefónica al senador Nicolás Fernández, titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, quien se encontraba en Comodoro Rivadavia junto con el ex presidente Néstor Kirchner, contaron las fuentes consultadas.

El presidente del Comité Nacional de la UCR, Gerardo Morales, salió al cruce de la jugada del oficialismo, con un comunicado en el que advirtió que "si el Gobierno apura la reforma electoral, va a partir el Senado" y señaló que, con ello, "terminará por romper las últimas reglas que le quedan a la República".

Para Morales, "debe ser la nueva composición del Congreso" la que trate el proyecto de reforma política, ya que remarcó que "no existe ninguna necesidad en tratarlo ahora".

El oficialismo tiene como fecha clave el 10 de diciembre, ya que aspira a convertir en ley la iniciativa antes de que ocupen sus bancas los senadores elegidos en junio último (que juran el jueves próximo) y que renovarán un tercio de la Cámara alta.

Hasta ahora la última sesión del año legislativo del Senado será el miércoles cuando se tratará -y seguramente convertirá en ley- la prórroga por dos años de la emergencia económica y la modificación de las cuotas del monotributo.

El eje de la reforma política que impulsa el Gobierno es la realización de elecciones primarias abiertas, obligatorias y simultáneas en todos los partidos, el segundo domingo de agosto del año electoral correspondiente.

Comentá la nota