El Senado de EE.UU. aprobó la reforma de salud de Obama

Los demócratas reunieron 60 votos a favor y lograron así la mayoría necesaria para impulsar el proyecto del presidente Obama que busca ampliar la cobertura sanitaria a 30 millones de estadounidenses. Ahora deberá ser analizado junto a la versión aprobada por la Cámara de Representantes.
El Senado de Estados Unidos aprobó hoy la histórica propuesta de ley impulsada por el presidente Barack Obama para reformar el sistema de salud del país, un cambio que busca ampliar la cobertura sanitaria a 30 millones de estadounidenses.

Los senadores demócratas reunieron 60 votos a favor, superando así los 51 necesarios para aprobar la reforma, mientras que los republicanos alcanzaron los 39. Ahora, el proyecto deberá ser fusionado con la versión que ya aprobó la Cámara de Representantes en noviembre pasado.

El texto de la Cámara Alta apunta a brindar cobertura médica a 31 de los 36 millones de estadounidenses que carecen de ella y a bajar los costos de la salud y mejorar al mismo tiempo la calidad de la atención. En total, 94% de los estadounidenses de menos de 65 años quedarán así protegidos.

El 7 de noviembre, la Cámara de Representantes adoptó su propia versión de la reforma. Con la aprobación de hoy en el Senado, el texto deberá ser fusionado con el de Diputados, y luego enviado a Obama para su promulgación y lograr así la mayor reforma de su tipo en cuatro décadas.

Se esperan conflictos dentro de las filas demócratas en torno de las nuevas y severas restricciones al dinero federal para el subsidio de abortos, y a la decisión del Senado de retirar una "opción pública" con respaldo del gobierno para competir con las aseguradoras privadas.

La famosa "opción pública", un sistema de seguro de salud administrado por el Estado, fue la gran derrotada de este proceso así como la posibilidad de ampliar el seguro de salud de los jubilados a los asalariados que están en el final de su carrera.

Durante su campaña, Obama prometió extender la cobertura de salud a todos sus compatriotas. El texto del Senado dejaría finalmente cinco millones de personas por fuera del sistema.

La nueva legislación requerirá a los estadounidenses la compra de un seguro y ofrecerá subsidios a las familias de bajos ingresos para que puedan hacerlo, al tiempo que prohibirá a las firmas de seguros negarse a dar cobertura debido a condiciones médicas preexistentes.

Comentá la nota