El Senado define si avanza en la investigación por la "fe de erratas"

Las correcciones a la ley de medios que se hicieron sin que los senadores lo supieran.
Los bloques parlamentarios del Senado decidirán el martes si respaldan la investigación por la irregularidad cometida durante el debate de la ley de radiodifusión sancionada en la madrugada del sábado 10. Es que mediante una fe de erratas que llegó al Senado 23 días después de la sanción en Diputados -el mismo día de la maratónica sesión- el oficialismo impidió que se hicieran modificaciones para que el proyecto no volviera en revisión a la Cámara Baja.

El primero en detectar que la sanción de Diputados tenía errores fue el senador juecista Carlos Rossi (Córdoba) quien alertó que la transcripción de los artículos 95 y 124 publicados en el Boletín Oficial no coinciden con lo que votó la Cámara Alta. Rossi no fue escuchado y recién el asunto cobró notoriedad cuando Clarín publicó el miércoles pasado, que, en efecto, la fe de erratas de Diputados había ingresado hacia la medianoche del viernes, pero que la misma no fue comunicada al presidente del Senado Julio Cobos y los únicos que se enteraron fueron los secretarios parlamentarios y el jefe del bloque oficial Miguel Pichetto.

Cobos y también el jefe de la UCR, el senador Gerardo Morales pidieron que el secretario parlamentario, el peronista Juan Estrada y el subsecretario, el radical Juan José Canals investiguen si la fe de erratas se ajusta a derecho o, como denunciaron Rossi y el bloque radical, se buscó por este atajo reparar un error en la transcripción de los artículos ya citados.

No se trata de un asunto menor porque si de la investigación surge que no se trató de una simple renumeración, (para lo que sí estaba autorizado el presidente de Diputados Eduardo Fellner) si no de un cambio de párrafos de los artículos ya citados, el panorama cambia. Si se trató de un cambio de párrafos, lo que corresponde, según indicó Morales, es que el Gobierno envíe una ley correctiva, que tendrá que ser aprobada por ambas Cámaras.

Como es obvio, es un riesgo político que el oficialismo no quiere correr. Pero si de la investigación surge tal evidencia será peor hacer la vista gorda porque quedaría manchada la vigencia de esta cuestionada ley de medios.

Nada más ni nada menos que la reformada Constitución de 1994 necesitó de una ley correctiva: por error el artículo 56 decía que los senadores duraban en sus cargos 4 años. Un ley corrigió el defecto y estableció (como decidió la convención constituyente de Santa Fe) que los senadore duran en sus cargos 6 años.

También el martes, en la reunión de presidentes del bloque, el senado fijará la agenda de temas para la sesión del miércoles. Se destaca el proyecto que establece ventajas impositivas para la fabricación de electrónicos en Tierra del Fuego y que crearía unos 2.000 nuevos puestos de trabajo.

Por eso la gobernadora de esa provincia Fabiana Rios apoya con entusiasmo esta iniciativa que está demorada porque en Diputados le agregaron una cláusula que autorizaba fabricar acondicionadores de aire industriales en la isla, un hecho que dejaba fuera de competencia a establecimientos que fabrican dicho producto en el continente.

Por este motivo, y ante la denuncia opositora en la sesión del Senado del 3 de setiembre, el proyecto tuvo que volver a comisión. Y ahora suprimida esa cláusula la llamada ley de electrónicos volverá al recinto el miércoles. El tiempo transcurrido mostró, de paso, que los senadores del ARI de Tierra del Fuego, Silvia Díaz y José Martínez se alinearon y votaron con el oficialismo la ley de medios. En cambio estos senadores votaron en contra del proyecto de retenciones móviles.

A la espera de reciprocidad el ARI de Tierra del Fuego espera que el oficiasmo ayude a aprobar este proyecto que, no obstante tendrá que pasar en revisión a diputados.

Comentá la nota