El Senado debate la polémica Ley de Comunicación Audiovisual

Desde el oficialismo aseguran tener los votos necesarios para aprobar el proyecto en general y en particular. Se especula que la sesión recién culmine en las primeras horas de mañana, ya que el debate en el recinto se prolongará por mucho tiempo.
La Cámara de Senadores de la Nación debatirá hoy el proyecto de Ley de Comunicación Audiovisual en una sesión que se prolongará hasta las primeras horas de mañana, y sobre la cual el oficialismo cuenta con los votos necesarios para aprobarlo en general.

Durante la reunión de Labor Parlamentaria de ayer al mediodía, los jefes de bloque y el presidente del Senado, Julio Cobos, acordaron que la sesión comience a las 10, aunque el primer tema en la sesión será brindar un homenaje a la fallecida cantante Mercedes Sosa.

Durante el plenario también se acordó que los jefes de bloques y los miembros informantes tendrán media hora para exponer sus argumentos a favor o en contra de la iniciativa que reemplaza a la Ley de Radiodifusión de la dictadura militar, en tanto que cada Senador contará con 10 minutos para fijar su posición.

Según ese acuerdo, el debate en general llevará al menos 12 horas, tras lo cual se abrirá la discusión en particular de los artículos en los que la oposición pretende introducir cambios.

Fuentes de la Secretaría Parlamentaria consideraron que con ese esquema, el debate se prolongará hasta las primeras horas de mañana.

Desde el bloque del Frente para la Victoria aseguraron que el proyecto tiene "el número suficiente para sancionar la ley tal cual viene de Diputados".

De acuerdo con esos cálculos, la norma obtendrá alrededor de 43 votos afirmativos en general, sobre 70 posibles debido a que los senadores Roberto Urquía (PJ) y Norberto Massoni (UCR) continuarán de licencia por enfermedad.

En particular, el oficialismo se asegurará también la mayoría ya que calcula que en algunos de los artículos más discutidos, como el 161 que propone un año para que las empresas se desprendan de sus activos en conflicto con la futura ley de medios, obtendrá alrededor de 39 votos.

Los números favorecieron al oficialismo durante los últimos días, luego de que el miércoles se conociera la decisión de dos senadores de la oposición, entre ellos la correntina Dora Sánchez, de apoyar la ley sin cambios.

La legisladora Sánchez explicó los motivos de su cambio de postura

La senadora nacional por Corrientes, María Dora Sánchez, hizo pública las razones que llevaron a cambiar su posición inicial por el respaldo al proyecto de Ley de Comunicación Audiovisual impulsado por el Gobierno nacional.

En el texto difundido señala que "la actual coyuntura amerita mi explicación. Voy a acompañar la iniciativa de la denominada ley de medios; por muchos motivos, entre los que -obviamente- no se cuenta la idea de que la considere perfecta".

Luego dijo que "la democracia argentina padece de ciertas condicionalidades, para ganar en calidad. Tres de ellos de un impacto notable en el desenvolvimiento político: una pobre regulación del financiamiento de la actividad política, la pésima distribución de los recursos fiscales federales y una concentración mediática impropia de una democracia avanzada. Hubiese preferido el tratamiento de una ley antimonopólica".

Más adelante dijo que "ahora estamos avanzando sobre este tercer aspecto. Hubiese preferido que esta ley se concibiese con mayores niveles de acuerdo de parte de los actores políticos e incluso hubiera preferido un debate más extendido (...) Un sano espíritu republicano convoca a distribuir las fuentes de poder, a ampliar los canales de participación, a multiplicar opciones a impedir los condicionamientos al poder democrático que excedan los controles que se correspondan al mismo".

"Entre mis consultados he tenido en especial consideración a los trabajadores de prensa correntinos, que cotidianamente se ven afectados por las regulaciones y en primera persona viven las restricciones que actualmente hacen a un ejercicio profesional, sin dudas muy mejorable. Sus explicaciones para mí fueron importantes y se han manifestado decididamente a favor de la ley y me apoyan en la decisión que he tomado", dijo.

Más adelante señaló que su voto no tiene otra explicación "que el deseo de lo mejor para mi provincia, en el marco de un contexto que no puede ser recortado. Nunca he sostenido que la ley no pueda mejorarse, ni que no existan riesgos en sus consecuencias".

Comentá la nota