En el Senado creen que el trámite no será fácil

Pronostican un arduo debate en comisión
Esperar hasta que el proyecto sea aprobado por Diputados. Esa es la consigna que imperará en el bloque oficialista del Senado con relación al proyecto de ley de radiodifusión del Gobierno.

Esta fue la postura que ayer le trasladó el jefe del bloque oficialista de la Cámara alta, Miguel Pichetto (Río Negro), a su par de Diputados, Agustín Rossi (Santa Fe), mientras compartían un café después del mediodía en el despacho del rosarino.

Tanta cautela encuentra explicación en, al menos, dos cuestiones. La primera es que Pichetto no quiere entrar en un duelo verbal con la oposición hasta no saber cuál será la versión que aprobará la Cámara baja. En otras palabras, quiere saber qué proyecto tendrá que defender.

Sin embargo, hay una segunda razón que tiene que ver con el clima enrarecido y de fuertes discrepancias con la Casa Rosada que impera en la bancada kirchnerista de la Cámara alta.

Por lo pronto, fuentes oficialistas ya reconocieron que el trámite en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión no será nada fácil.

Es que, como adelantó LA NACION en su edición del viernes pasado, en ambas comisiones hay un representante de Chubut, provincia gobernada por Mario Das Neves, quien ya lanzó fuertes críticas al proyecto oficial de radiodifusión. Se trata de Marcelo Guinle y Silvia Giusti, quienes ocupan un escaño en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Medios, respectivamente.

De esta manera, estos legisladores patagónicos tendrán en sus manos la llave para habilitar dictamen de mayoría, ya que sin sus firmas será imposible que el oficialismo alcance las ocho rúbricas que exige el reglamento.

"Pero también está Latorre", añadió un legislador oficialista cuando LA NACION le hizo notar la presencia de los dos chubutenses en las comisiones. Se refirió así a la santafecina Roxana Latorre, recientemente expulsada de su bloque por Carlos Reutemann por haber habilitado con su firma la discusión de la legislación delegada y que integra Presupuesto y Hacienda.

Si bien este debate podría significar el regreso de la senadora al oficialismo, en el kirchnerismo no se fían de un razonamiento tan lineal. "También puede votar en contra para demostrar que lo de la legislación delegada fue un error", señaló la fuente consultada por este diario.

Por último, está el caso de Guillermo Jenefes (Jujuy), presidente de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión. El proyecto oficialista podría obligarlo a desprenderse de algunos de los medios que controla, por intermedio de su esposa, en su provincia, ya que entraría en una de las incompatibilidades previstas en la iniciativa.

Comentá la nota