El Senado convirtió en ley el blanqueo de capitales y la modificación de Ganancias

El Senado convirtió en ley una serie de medidas anticrisis, entre ellas un polémico blanqueo de capitales, una moratoria impositiva y la eliminación de la "Tablita de Machinea", con lo que se cerró el ciclo legislativo de proyectos impulsados por el Gobierno para hacer frente al impacto en la Argentina de la crisis financiera global.
Luego de la estatización de las AFJP, que le servirá al Gobierno para "hacer caja" y financiar un ambicioso programa de obras públicas y de promoción de créditos para el consumo, el Congreso completó la sanción de las iniciativas enviadas por el Poder Ejecutivo.

El tema más conflictivo -por mucho- fue el capítulo referido al blanqueo de capitales, que para la oposición constituye una virtual apertura de lavado de dinero proveniente del narcotráfico u otros orígenes ilícitos.

Además, dijeron que se estaría incumpliendo con acuerdos internacionales en materia de legislación antilavado.

En cambio, los legisladores kirchneristas afirmaron que no hay cambios, pues todo ingreso de fondos dudosos debe ser reportado a la Unidad de Información Financiera, que investiga los presuntos lavados de dinero, aunque la oposición señaló que en los últimos años no hubo ninguna condena judicial por este motivo.

A la hora de la votación, el paquete de medidas anticrisis obtuvo 42 votos a favor y 27 en contra en general, entre estos los integrantes del bloque oficialista Juan Carlos Romero, Sonia Escudero y Elena Corregido.

Al votar en particular el blanqueo, del oficialismo votaron en contra Carlos Reutemann, Roxana Latorre, en tanto se abstuvo el cordobés Roberto Urquía, con lo que la votación concluyó 39 a 28, con una abstención. Además, el jujeño Guillermo Jenefes también se abstuvo, pero en un sólo artículo.

En cambio, la eliminación de la "Tablita de Machinea" no fue objetada por nadie, por lo que se aprobó por unanimidad.

El jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, al cerrar el debate se mostró molesto con el radicalismo por su oposición a esta iniciativa, y afirmó que "el centenario partido parece haber perdido el rumbo".

Recordó que la UCR votó en contra de la estatización de las AFJP, que era "una posición histórica de esa fuerza", y se opuso a la expropiación de Aerolíneas Argentinas.

Pichetto defendió el blanqueo de capitales diciendo que esta norma "es casi calcada" de las que se dictaron durante los gobiernos de Raúl Alfonsín y de Carlos Menem, y que "todas plantean la eximición penal en el marco de los delitos tributarios".

Puso como ejemplo un blanqueo que hizo Italia, que permitió el ingreso de capitales "por 60 mil millones de euros", y estimó que los capitales de argentinos en el exterior se calculan en 130 mil millones de dólares.

Al comienzo de la sesión, el primero en hablar fue el miembro informante por la mayoría, el kirchnerista correntino Fabián Ríos, titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Ríos aseguró que el blanqueo "no abarca perdones de ninguna naturaleza para el dinero que proviene de actividades de narcotráfico o ilícitos", y remarcó que se trata de "un mecanismo similar a los aplicados en Bélgica, Grecia, Italia y Portugal".

"No hay que encontrar una especie de perdón o eximición para quienes hayan mal adquirido capitales", indicó Ríos en respuesta a las críticas que se le han formulado a esta iniciativa.

Defendió este paquete de medidas recordando el impacto que las crisis tienen sobre el sistema financiero, al recordar que "en 2001 los depósitos a la vista bajaron el 25 por ciento, y los plazos fijos el 65".

"El sistema financiero responde a cualquier problema con una salida de depósitos. No logramos confianza ni siquiera para los que quieran lavar dinero", puntualizó Ríos.

Sobre la regularización de impuestos y aportes, indicó que "no se pretende una mayor recaudación fiscal sino aliviar y generar mayor rentabilidad a las pequeñas y medianas empresas".

Acerca de la "Tablita de Machinea", sostuvo que "fue mal creada", y remarcó que su eliminación es "un fuerte aporte del fisco para financiar el consumo", ya que el año próximo implicará una baja de la recaudación de 3.166 millones pesos".

Comentá la nota