En el Senado, Capitanich dio su apoyo a la nueva Ley de Medios

El gobernador defendió el espíritu de federalismo que representa el proyecto kirchnerista. «Entender que esta es una ley mordaza, es atentar contra el sentido común», expresó.
El gobernador Jorge Capitanich dio ayer su respaldo a la Ley de Medios que el kirchnerismo busca aprobar en el Senado y aseguró que este proyecto es una deuda pendiente de la democracia y, a la vez, defiende el federalismo y permitirá escuchar a mucha gente que antes no tenía la posibilidad de expresarse en los medios.

Durante el debate parlamentario por la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el gobernador expuso ante los senadores reunidos en el plenario de comisiones de la cámara alta su posición respecto a la iniciativa. Durante su exposición, defendió el federalismo expresado en el proyecto y, al respecto, aseguró que «entender que esta ley es una ley mordaza, es atentar contra el sentido común».

El mandatario comenzó su ponencia recordando el déficit normativo que existe en materia de radiodifusión, a partir de la aparición de nuevas tecnologías, entre otros cambios surgidos desde que fue sancionada la norma vigente en tiempos de la última dictadura militar.

«Constituye una deuda pendiente de la democracia», puntualizó y remarcó que la ley actual sufrió reformas parciales, que han tendido a fomentar un proceso de concentración monopólica.

En relación al diseño del proyecto, Capitanich destacó los múltiples actores que participaron, señalando que fue el Chaco el primer anfitrión del debate que luego se extendió por todo el país y cuyas contribuciones, apuntó, se encuentran presentes en el texto final.

ESTADO REGULADOR

En referencia al Estado como regulador del espectro radioeléctrico, Capitanich se remitió al artículo 35 de la Constitución Nacional donde se establece claramente que constituye una atribución del Congreso de la Nación sancionar leyes que protejan los espacios culturales y audiovisuales.

«Es cierto que la modernización de la tecnología genera multiplicidad de canales, así como es cierto que es necesaria una acción del Estado para establecer un marco regulatorio adecuado», apuntó en este sentido. Por último, añadió que es necesario revertir el proceso de manipulación impulsado desde los medios oligopólicos, porque «la concentración de los medios establece una estrategia de mensaje unidireccional».

Federalismo y pluralismo

Sumergido en el eje del debate, Capitanich manifestó asumir en su rol de gobernador «la defensa plena e irrestricta del federalismo, como expresión genuina en defensa del interés provincial».

En la continuidad de su discurso, agregó «en primer lugar, estableciendo un marco regulatorio adecuado para que no exista una estrategia de mensaje unidireccional del centro a la periferia, promoviendo una capacidad de expresión de pluralismo y de participación en distintos canales de comunicación para favorecer y fomentar el surgimiento de productoras, de agencias de publicidad y de periodismo de noticias locales que interactúen con la participación popular».

«Eso es efectivamente defender los derechos esenciales de los habitantes del Chaco, a ejercer plenamente el federalismo», resaltó. Por último, el gobernador planteó la fundamental defensa de una actitud federal en la construcción de un lenguaje plural, «donde todos los chaqueños y cualquier provinciano, no sólo deba contentarse con ser receptor pasivo del mensaje de grandes cadenas, sino sujeto partícipe en la construcción de un mensaje brotado de su propia realidad, raíces, usos y costumbres, y de lo más profundo de cada ser y sentir regional».

Comentá la nota