El Senado brasileño cuestiona el ingreso de Venezuela al Mercosur

El senador Tasso Jereissati, relator de un grupo del Congreso brasileño que debate la adhesión de Venezuela al Mercosur, pedirá vetar la solicitud por el "carácter autoritario" del Gobierno de Hugo Chávez, informaron fuentes oficiales.
"Pese al argumento de que los gobernantes son pasajeros y los Estados permanentes, en Venezuela hay un proceso de desmontaje de las libertades democráticas, encaminado a perpetuar al presidente Chávez en el poder", dijo el senador, citado por la Agencia Senado.

Jereissati es miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara baja y presentará su informe el jueves, cuando el grupo decidirá si lo vota o deja pendiente para una próxima sesión.

En caso de ser aprobado, el asunto pasará al plenario del Senado para una última votación, pero si es rechazado por la comisión será archivado definitivamente, lo que supondrá que Venezuela quedará al margen del bloque que integran Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

Según Jereissati, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), la "revolución" liderada por Chávez conduce a la "militarización del país y promociona un proyecto político-ideológico expansionista y de constante intervención en asuntos internos de otros países".

Aunque admite que Chávez ha sido elegido democráticamente, el senador brasileño observa que los "cambios políticos promovidos por el Gobierno venezolano privilegian a candidatos oficialistas" y los opositores que son elegidos para un cargo público "son prácticamente impedidos de gobernar".

En resumen, Jereissati sostiene que Chávez "gobierna de una forma casi dictatorial" y con "un Congreso absolutamente sometido a sus intereses", lo que es contrario al "espíritu democrático" que prima en el Mercosur.

El Tratado de Adhesión de Venezuela al Mercosur fue aprobado por los Gobiernos de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay en julio del 2006, pero hasta ahora sólo ha sido refrendado por los congresos argentino y uruguayo.

En Paraguay, el Gobierno de Fernando Lugo retiró el asunto de la pauta parlamentaria temporalmente, después de que a mediados de este año comprobó que no había un ambiente propicio para su aprobación.

Comentá la nota