Un seminario con fuerte debate para imaginar el escenario político de 2010

Proyección política y económica de la Argentina, situación institucional, con un Parlamento que empardó la relación de fuerza con el Ejecutivo nacional, fueron los ejes temáticos que se abordaron ayer en el seminario "Escenarios 2010", organizado por la Fundación Libertad.
Tres gobernadores de provincia (Santa Fe, Salta y San Luis), los dos intendentes de las ciudades cabecera de la provincia (Rosario y Santa Fe), un diputado nacional y dos periodistas argumentaron y debatieron sobre los posibles escenarios políticos y económicos que el país transitará un año como el 2010, donde no hay elecciones a la vista, pero sin embargo todo posicionamiento político tendrá como objetivo de máxima la disputa por el poder en 2011.

Mandatarios. El gobernador salteño Juan Manuel Urtubey (PJ), a quien el kirchnerista Agustín Rossi señaló en su momento como posible candidato presidencial por ese espacio, planteó una separación entre política y economía, sin reparar que una matriz productiva esta ligada a una concepción ideológica. "Los negocios son negocios y la política es la política", sentenció como prefacio para postular que la diversidad productiva es una ventaja para el país, pero que se necesita adecuar el Estado y las instituciones para tal fin.

Alberto Rodríguez Saá hace automarketing de su gestión en San Luis ante un auditorio ansioso por conocer "los secretos" de una administración que se ufana por su independencia del poder central. Y el puntano enumeró la claves del "éxito": presupuesto equilibrado desde 1983, lo que genera un clima de transparencia en el manejo de los fondos públicos que, a su vez, se traduce en seguridad jurídica.

"Tenemos pleno empleo y el presupuesto más bajo de la Argentina. Tenemos la menor presión fiscal. No hay problemas de caja y tenemos una ley de inversión", prosiguió en relatar la bondades de San Luis, que además le brinda conexión gratuita de Internet (Wi Fi) a todos los puntanos. Eso sí, reconoció como "exageradísima" la planta de empleados públicos.

Hermes Binner también voceó su yeite, con la palabra "reforma" como estandarte para sus ideas. Así, por ejemplo, propuso una reforma para cambiar el sistema de representación que tienda a avanzar en la elección indirecta y el parlamentarismo. "Es la única forma de representar el interior".

El gobernador santafesino, sin fustigar directamente al gobierno, planteó sus diferencias con los K al afirmar que toda construcción política debe tener como condición mínima un diálogo maduro. Y se alejó aún más de la visión kirchnerista cuando postuló una construcción económica sobre la base de la "revolución verde", que derrama beneficios hacia las otras actividades productivas.

Enigmas. Binner también fue protagonista directo en la exposición del periodista y escritor Jorge Asís. El Turco incluyó al mandatario socialista como uno de los dos "enigmas" santafesino que pueden romper la lógica impuesta de que Julio Cobos marcha seguro hacia la primera magistratura, o en su defecto, en la dinámica confrontativa que necesita Néstor Kirchner: tener como adversario a Mauricio Macri. La otra incógnita santafesina es, para Asís, el Lole Reutemann.

Asís difiere con las voces que proclaman o empujan a Binner para que acepte integrar la fórmula con Cobos. Cree que el gobernador tiene espacio y proyección para juego propio, sin atarse a ser el segundo de ningún candidato.

Las referencias de Asís hacia Cobos o Reutemann sirvieron de un buen preludio para una análisis demoledor del periodista porteño Roberto García, ex columnista de Ambito Financiero. "En un país decadente y atrasado, avanzan muchos políticos por no hablar, por hacer un culto del silencio", descerrajó.

Siguió con la crítica a la actitud complaciente que tienen ciertos periodistas para con Cobos, un político que integró la fórmula con Cristina Kirchner pero hoy se erige como el referente opositor. En esa línea, fue lapidario: "Hoy festejamos el consenso. Algunas figuras que hace poco tiempo podían ser reprobadas, ahora son convertidas en modelos a seguir en el país. La Argentina cambia de ídolos, hay algo que es verdaderamente perverso".

El cierre del seminario encontró a los oradores en una charla distendida, donde también se los pudo ver a Miguel Lifschitz y Mario Barletta conversando animadamente. Los intendentes de Rosario y Santa Fe pueden competir en entre sí para ver quién es el candidato a gobernador santafesino por el Frente Progresista.

Comentá la nota