En dos semanas inauguran el pabellón Río Negro del Unzué

Además de un teatro con capacidad para 200 personas se construyeron amplias salas que le permitirán funcionar como Centro de Convenciones.
Dos años después de su inicio, los trabajos de restauración de los pabellones del Instituto Saturnino Unzué que dan a la calle Río Negro están próximos a finalizar. De esta forma, se dará por concluida la primera etapa de la puesta en valor de un conjunto edilicio que, habiendo sido declarado Monumento Histórico tanto por la Nación como por la provincia de Buenos Aires y de interés patrimonial por la Municipalidad de General Pueyrredon, llegó a presentar un estado de abandono lamentable y a su vez peligroso.

En cuanto al resto de las dependencias del Instituto, que ocupan una superficie de alrededor de 8 mil metros cuadrados, se estima que, una vez que se apruebe el proyecto y se llame a licitación, las obras demandarán por lo menos 4 años.

Las tareas de la primera etapa, solventadas por el Ministerio de Planificación de la Nación, están a cargo de la firma "Construcciones La Plata" que en esta etapa final, mantiene diariamente en actividad a unos 40 obreros.

En diálogo con LA CAPITAL, Carlos Gindre, representante de la empresa en la ciudad, tras señalar que "la obra (se realiza en base a un proyecto de la Universidad Nacional de Mar del Plata) demoró más de lo previsto porque a raíz de un cambio se trabajó en forma discontinua", dijo que "al final, el ala de la calle Río Negro termina siendo un Centro de Convenciones equipado para 600 personas".

Características

Corresponde señalar que el pabellón, además de un teatro con capacidad para alrededor de 200 personas -en planta baja- y espacios comunes, cuenta con otras dos salas de tamaño similar que fueron edificadas en la planta alta (se puede ascender por escalera y/o ascensor) en sectores que antes se utilizaron como habitaciones; camarines y sanitarios, incluyendo baños para discapacitados, completan las modernas comodidades que -en esa planta- serán calefaccionadas por radiadores.

Si bien la entrega parcial de la obra está prevista para el 22 del corriente, se sabe que después habrá un período de ajuste que incluirá cerramientos y trabajos en áreas exteriores que hacen al entorno del edificio y que requerirán unos 2 meses más de tareas.

Sin ocultar su satisfacción por la inminente finalización de los trabajos, Elida Turno, presidenta de la Cooperadora del Instituto, dijo a este medio que "reconocemos la gran participación y preocupación que demostró la titular del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación (Alicia Kirchner); el pabellón que se va a inaugurar, además de contar con un hermoso teatro, fue preparado para funcionar como Centro de Convenciones", sostuvo.

"Nos complace saber asimismo que está por firmarse el compromiso que permitirá llevar adelante otra etapa, la que contempla poner en valor el resto del edificio. La cooperadora, por su parte, se fijó como meta arreglar el órgano, que tiene una antigüedad superior a los 100 años", señaló.

Comentá la nota