En una semana Viene la Presidenta a presentar la electrificación del San Martín

Las obras demandarán seis años y una inversión de 650 millones de dólares. Antes, se pondrán en marcha nuevas formaciones compradas en China. Cristina hará el anuncio en el auditorio de la USAL.
Un solo dato faltaba ayer para que el gobierno mandara a imprimir las invitaciones: hasta el momento, los encargados del Ceremonial de la Casa Rosada no confirmaron el horario de la visita. De todos modos, El Diario pudo saber que la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el próximo martes, en el auditorio de la USAL, se maneja ya en ámbitos oficiales como un hecho consumado.

Es más. Ya se sabe que la jefa de Estado llegará al distrito con un anuncio que, aunque formulado muchas veces en los últimos cuarenta años, siempre sigue despertando las mismas expectativas entre los pilarenses: la electrificación del ferrocarril San Martín.

Esta vez, hay motivos adicionales para la esperanza. Es que a mediados de este año ya se puso en marcha el proceso de licitación de la obra, que demandaría una inversión superior a los 650 millones de dólares y seis años de trabajo.

La modernización del ramal se iniciaría con la renovación total del material rodante, a través de la compra de 24 locomotoras y 160 vagones.

Serán materiales de última generación. Las locomotoras cuentan con sistemas de control y detección de fallas por computadora y motores de bajo impacto ambiental. Los vagones tienen puertas automáticas y un dispositivo electrónico que impide que el tren se ponga en movimiento si alguna se encuentra abierta.

La compra fue acordada a mediados de enero de este año con cuatro empresas estatales chinas que construirían los nuevos trenes a un costo de 122 millones de dólares, que se financiaría en un 85% con un crédito a largo plazo y bajas tasas de interés otorgado por bancos chinos.

Las nuevas formaciones comenzarán a funcionar en el actual corredor diesel y serían adaptables al servicio electrificado. Las dos primeras deberían comenzar a correr a fines de este año, mientras que el resto se incorporaría hasta el 2010.

Actualmente, son 17 los trenes que llegan a Pilar. La línea tiene dos formaciones más, pero sólo cumplen un servicio especial entre Retiro y Hurlingham. En enero del 2005, cuando el ramal fue reestatizado, sólo había 10 formaciones operables.

Anuncio

La electrificación de los 55 kilómetros de vías que unen a Pilar con la estación Retiro es parte del Plan Integral de Recuperación Ferroviaria (PLANINFER) que lleva adelante el Gobierno nacional.

Los trabajos a ejecutar para su electrificación abarcan la construcción de una subestación transformadora de energía, plantas de autotransformadores y tendido de Catenaria, entre las estaciones Retiro y Pilar, que proveerán la energía al servicio de trenes eléctricos.

Las obras, que demandarán seis años y serían financiadas con recursos presupuestarios, quedaron divididas en dos grandes paquetes:

• El primero agrupa la electrificación integral del corredor, la renovación de la infraestructura de vías y el reemplazo de los sistemas de señalamiento y comunicaciones. Esa parte demandaría 393 millones de dólares.

• En el segundo se incluyeron la eliminación de todos los pasos a nivel de la traza, la elevación de los andenes, el cerramiento perimetral y la construcción de un nuevo taller para la línea. En este caso, los trabajos demandarán 257 millones de dólares adicionales.

La visita

La visita del próximo martes será la primera de carácter oficial que Cristina Fernández realice a Pilar desde que asumió la presidencia, en diciembre del 2007.

Es que si bien estuvo recientemente en el Hotel Sheraton de Pilar para encabezar una reunión de partidos progresistas latinoamericanos, la Presidenta nunca había llegado al distrito con anuncios bajo el brazo.

Su primera presencia se esperaba para el mes pasado, cuando debía poner en funcionamiento una planta móvil generadora de electricidad. Pero, por cuestiones de agenda, aquella visita fue suspendida.

Si el martes que viene finalmente Cristina aterriza en el campus de la USAL, se espera que además de la electrificación del San Martín, anuncie la construcción de 250 casas sociales y otras obras para el distrito.

Suspensión

El gobierno municipal anunció ayer que la inauguración de las casas sociales que se construyeron en el Barrio San Alejo, prevista para el próximo viernes, se suspendió "por motivos administrativos de la Provincia". El mismo comunicado admite que, por el momento, no hay nueva fecha para la entrega de viviendas.

4.000.000

Son los pasajeros que transporta la línea cada mes. Cerca de un millón suben en las estaciones que se ubican dentro del Partido: Pilar, Villa Astolfi y Presidente Derqui.

Desde la década del 70

Más de 40 años de promesas

La electrificación del ferrocarril San Martín, que la presidenta Cristina Fernández anunciaría el martes que viene en Pilar, tiene detrás una historia de promesas y decepciones que se arrastra desde hace más de 40 años. Los primeros estudios para electrificar el ramal comenzaron en los 60, cuando la estatal Ferrocarriles Argentinos (FA) lo incluyó dentro del denominado "Plan Maestro" para modernizar las redes urbanas. Ya en los 70, especialistas, de la ex Unión Soviética elaboraron un estudio durante un año para determinar la factibilidad de la obra. Ese trabajo sigue siendo la base del plan cada vez que reaparece la posibilidad de electrificación. En los 90, privatización mediante, el tema volvió a la palestra cuando se renegoció el contrato de la empresa Metropolitano y se comprometió la obra a cambio de un ajuste tarifario, anulado más tarde por la Justicia. La promesa reapareció en el 2004, cuando el kirchnerismo reestatizó el ramal. El anuncio se hizo en medio de una serie de medidas destinadas a mejorar los trenes en todo el país. Esta vez el dinero llegaría a través de un crédito del BID. Finalmente, el organismo de crédito fue reemplazado por el gigante chino, la gran esperanza actual para ver, por fin, un servicio a la altura de los tiempos.

Comentá la nota