La semana próxima habrá dos debates por TV.

Serán en Canal 7. Se enfrentarán candidatos a senador y diputado nacional por separado. En Canal 9 aún evalúan si se hace.
Cuando ya parecía que las discusiones televisivas quedarían afuera de estas elecciones legislativas, Canal 7 confirmó la realización de un debate entre los candidatos a senadores y diputados nacionales. El encuentro se realizará la semana que viene con el objetivo de que los ciudadanos puedan tener más herramientas para acudir a votar.

Así, las tres fuerzas mayoritarias deberán ajustar su discurso para intentar convencer -de una sola vez- a miles de televidentes con su voto sin definir. En Canal 9, por su parte, se dijo que aún están evaluando la posibilidad de convocar a los candidatos a debatir.

De todas maneras, aclararon que en el espacio de Opinión -durante el noticiero de la noche- ya han comenzado a pasar los postulantes nacionales de todas las agrupaciones para que la gente los conozca y se interiorice sobre lo que proponen.

Aunque todavía falta ajustar los detalles, desde el 7 aseguraron que sólo se convocará a los partidos que van adelante en las encuestas, es decir el PJ, el PD y el cobista Frente Cívico.

"Todavía no hemos decidido cómo será la estructura, pero es seguro que vamos a promover el debate desde aquí", explicó el periodista Carlos Hernández, quien oficiará de mediador entre los presentes y además ayer grabó en la Legislatura charlas individuales con los candidatos que aparecerán en el noticiero de la noche.

Con el objetivo de que la mayor cantidad de gente pueda encender la televisión y "disfrutar" del cruce entre candidatos, el canal lanzará las emisiones durante el horario de la noche.

A pesar de que desde la empresa no se confirmó el día, trascendió que el miércoles podrían enfrentarse los candidatos a diputado nacional (Ricardo Mansur, Omar De Marchi y Omar Félix) mientras que el jueves sería el turno de los senadores (Adolfo Bermejo, Ernesto Sanz y Juan Carlos Aguinaga).

Por estos días, la producción está definiendo si se presentará una estructura de temas así como cuánto tiempo tendrá cada candidato para hablar. Más allá de los formalismos, los postulantes al Congreso dicen agradecer la posibilidad de debatir ante un público masivo y hasta se muestran extrañados por la convocatoria casi de último momento por parte de los canales. Había quienes no justificaban tamaño esfuerzo de producción para una elección legislativa pero, desde el lado de los políticos, comentaban que en otros comicios la organización de la discusión por TV se hacía hasta con 20 días de anticipación por lo que muchos creían que ya no se haría tal encuentro.

Hasta el momento, los tres debates planteados por las universidades públicas y privadas locales no dieron demasiado pie al choque ni a la discusión frontal de ideas. Incluso, varios de los asistentes a los mencionados encuentros se sorprendieron por los grandes niveles de coincidencia entre candidatos que dicen tener proyectos distintos y hasta opuestos.

La campaña sólo ha mostrado hasta ahora un cruce verbal de alto voltaje entre el vicepresidente Julio Cobos y el gobernador Celso Jaque, además de la intención del oficialismo de reflotar viejas denuncias contra Sanz. En el medio, estaba la intención de los demócratas de ingresar a la discusión mediática.

En este sentido, todas las agrupaciones coinciden en la necesidad de "debatir en serio" ya que hasta ahora, por ejemplo, Bermejo -candidato a senador nacional por el PJ- y el postulante cobista manifestaron sus disidencias sólo en el encuentro de la UNCuyo la semana pasada en relación al dinero que pierde Mendoza por año en concepto de lo que envía la Nación. Pero la discusión no pasó de un par de frases de bajo tono. El resto de los candidatos, hasta ahora, casi no ha mencionado a sus rivales.

En este contexto, todos aseguraron que estarán presentes el día del debate televisivo para hablar de las propuestas y hacerse cargo de lo que dicen y prometen.

Desde el Partido Demócrata reclaman, desde la semana pasada, un debate sobre seguridad que no fue respondido por el resto, por lo que es probable que intenten tocar el tema si es que la producción no lo propone específicamente.

La gente del Frente Cívico Federal dice que desde que comenzó la campaña están esperando para debatir (el que más ha insistido en eso ha sido Sanz), por lo que han bienvenido la posibilidad de hacerlo seriamente. Los justicialistas, en tanto, aseguraron que han asistido y asistirán a todos los encuentros entre candidatos para contar lo que esperan hacer.

Más allá de cómo el canal plantee la propuesta, el debate televisivo se convertirá en la posibilidad de los candidatos no sólo de mostrar sus capacidades como oradores sino, sobre todo, para intentar ganar así el favor de los la gruesa porción de electores que aún está indecisa.

Comentá la nota