Fin de semana parado

En los bancos hoy no habrá atención al público por cinco horas. Esto podría generar un caos. Los choferes de micros de larga distancia habían anunciado medidas de fuerza, pero finalmente hubo acuerdo. Las gastronómicos también quieren meter presión con un paro

Este fin de semana largo será una buena oportunidad para escaparse por tres días de las actividades habituales, por el feriado laboral del lunes 25 de mayo. Pero sectores claves estarán paralizados por protestas laborales.

Los bancarios ratificaron ayer el paro por cinco horas anunciado para hoy en todo el país, al fracasar nuevamente las negociaciones salariales con las cámaras del sector. La medida de fuerza podría resentir también el funcionamiento de los cajeros automáticos, que son un servicio fundamental para aquellos que deciden viajar.

La situación no hace más que poner de manifiesto la falta de previsión por parte del Gobierno nacional, que no pudo -o no supo- interceder para evitar que miles de personas que se movilizarán a centros turísticos se vean afectadas por la medida de fuerza.

Al término de la reunión que mantuvieron ayer cámaras bancarias y la Asociación Bancaria en el ministerio de Trabajo, el vocero del gremio, Eduardo Berrozpe, ratificó el paro de cinco horas sin atención al público programado para hoy, último día hábil antes de que comience el fin de semana largo. En ese encuentro los gremialistas denunciaron "aprietes" de algunos bancos de capital extranjero. "No se respetó la grilla salarial y, por tanto, no hay acuerdo", sentenció Berrozpe al término de la reunión.

El vocero de La Bancaria indicó que desde el gremio "vamos a tratar de atender a los jubilados; sin embargo, ya hubo algunos incidentes, ya que los bancos no siempre ofrecen las condiciones para poder hacerlo, con el Tesoro o la seguridad".

Al mediodía, el propio titular de la Asociación Bancaria, Juan José Zanola, cumplió públicamente con la ratificación del paro programado para hoy en protesta por la falta de acuerdo salarial, pese a que ya estaba pautada una reunión de conciliación en el ministerio de Trabajo.

Berrozpe responsabilizó de esto a la titular del Banco Nación, Mercedes Marcó del Pont, por entender que la entidad oficial "está sirviendo de escudo de los empresarios del sector privado" y ayudó "a romper todo diálogo".

"Esto es una provocación, y el paro anunciado es inevitable", lanzó Berrozpe. Y luego indicó que "éste es un derecho constitucional y legal" que puede ejecutar el sindicato.

Otra de Barrionuevo

Por el lado de los gastronómicos y los hoteleros, la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos (UTGRA), que encabeza Luis Barrionuevo, realizará una jornada de protesta que incluirá paro, movilización y escraches a los empresarios.

La medida de fuerza se extenderá incluso al feriado del lunes, según anunció ayer el propio Barrionuevo. El sindicalista ratificó el reclamo del 30 por ciento de aumento. "A partir de mañana (por hoy), a ponernos las pilas, a pintarnos la cara, y vamos a paro", les pidió Barrionuevo a los gastronómicos.

Igualmente, es poco probable que la movida de Barrionuevo tenga un alto acatamiento, dado que los trabajadores de los lugares turísticos dificílmente acepten no trabajar y desaprovechar un fin de semana largo, en un país que se encuentra al borde de la recesión

Tras los enfrentamientos con la policía que se produjeron en la protesta del pasado 4 de mayo, el titular de la CGT Azul y Blanca dijo que los lugares donde van a "golpear" no se van a anunciar, pero precisó que serán "en aquellos lugares que tiene que ver con el turismo".

Garantizan que habrá micros

Los choferes de micros de larga distancia de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) también habían programado un paro de actividades para el fin de semana, pero finalmente acordaron con los empresarios del sector y habrá servicios.

"Se acordó otorgar un aumento salarial de 400 pesos no remunerativos retroactivos a enero pasado a los choferes de larga distancia", dijo el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández. Por el acuerdo, se levantó el paro que se había anunciado para el servicio de micros de larga distancia para el fin de semana largo. Las discusiones salariales entre la UTA y los representantes de las cámaras empresarias se iniciaron a fines de febrero pasado, sin que hasta ahora se haya podido arribar a un acuerdo. En aquel entonces, el gremio y los empresarios habían acordado un aumento salarial de 400 pesos no remunerativos para los choferes de corta y media distancia y para los empleados de los subterráneos, pero quedó pendiente el incremento para los conductores de larga distancia.

El aumento salarial de los 400 pesos, a partir del acuerdo alcanzado anoche, es no remunerativo hasta setiembre próximo y retroactivo a enero pasado.

Comentá la nota