Semana para olvidar

Echenique y Monasterio, muy lejos.
Los golfistas argentinos no tuvieron una buena semana en el circuito europeo. En el Abierto de Viena, que repartió 1 millón de euros en premios, Rafael Echenique y César Monasterio no pudieron hacer pie más allá de que lograron superar el corte clasificatorio.

Echenique finalizó en el 54° lugar con 281 golpes, tres bajo el par, después de una ronda final de 71, el par de la cancha. Monasterio culminó en la 62ª posición con 286 golpes luego de una última vuelta de 74.

El puntano había tenido una ronda positiva hasta el hoyo 15 ya que sumaba dos birdies en los hoyos 6 y 15. Un doble bogey en el par 4 del 16 lo complicó, para finalizar la vuelta con un bogey y un birdie. A su vez el tucumano jugó su peor ronda del torneo con tres birdies, cuatro bogeys y un doble bogey.

El español Rafael Cabrera Bello se adjudicó su primer torneo del circuito con 264 golpes en una jornada para el recuerdo.

Es que el campeón de 25 años firmó una vuelta de 60 que le permitió festejar luego de empezar la jornada a ocho golpes del puntero. Fue el 13° golfista en sumar 60 en la historia del circuito europeo y apenas el tercero en hacerlo en la última ronda. Y le ganó por un golpe al inglés Benn Barham.

Comentá la nota