Top Ten de la Semana

1) César Sivo (La va de influyente)

2) Claudio Kishimoto (Derivaciones impensadas)

3) Gustavo Arnaldo Pulti (Perogrullo da pena)

4) Federico Maidana (Revoleando plata ajena)

5) Martín Ferrá (¿Cuál sensación?)

6) Jorge Elías Gómez (Sesentón en la mira)

7) Florencio Aldrey Iglesias (El padre del ente)

8) Paula Mantero (Reflexionando)

9) Fernando Arroyo (Ve corruptos por docena)

10) María del Carmen Viñas (¿Serían los gorgojos?)

1) César Sivo (La va de influyente)

El atrevido cuya tarjeta de presentación incluye los derechos humanos presume de lo lindo, y no de ser rubio y de ojos celestes. Si tenés amigotes "K" que te consiguen recuperos de IVA y otras delicatessen en la góndola del Estado al módico precio del veinte per cento… ¿qué te puede calentar ser morochito, sopeti y dolape? Otro que se tomó a pecho que billetera mata galán.

2) Claudio Kishimoto (Derivaciones impensadas)

Fiscal federal que ha decidido avanzar con curiosa presentación judicial sobre las sociedades de Francisco de Narváez. Pálpito para la quinta de esta jornada: ¿no terminará investigando violación de secreto fiscal? ¿Presenciaremos otra historia de cazador cazado?

3) Gustavo Arnaldo Pulti (Perogrullo da pena)

Juega la carta del cordero del sacrificio. Su campaña se parecerá peligrosamente a algunas historias santas de redención y entrega por el bien del prójimo. Tendría que probar con el look del barbeta peligargo y tunicado, y reclutar algunos laderos de esos que le ayudarían a pintar el cuadro. Tal vez así se nos piante de en serio un lagrimón.

4) Federico Maidana (Revoleando plata ajena)

Juega a cartón lleno: se lleva su sueldo, parte y reparte horas extras, y no conforme con ello, estaba armando otra cajita al emplear a su hijo en el EMDeR. Otro devoto de la de cuero.

5) Martín Ferrá (¿Cuál sensación?)

Abogado penalista que representa al médico Castorina, que se llevó puesto a un delincuente y salvó la vida del que hirió. Sale del promedio al asegurar que no hay un mundo de sensaciones sino uno de criminales en la calle. Llamó a Mar del Plata "sucursal del Conurbano". No es que nos encante la cucarda ni la mención, pero si las cosas tienen su nombre, por ahí podemos reconocerlas.

6) Jorge Elías Gómez (Sesentón en la mira)

El sexagenario periodista, así caracterizado por el colega Verbitsky, ha impuesto una marca: es la primera vez para el periodismo que una historia (las presuntas maniobras de De Narváez para evadir el fisco), antes de ser difundida amerita una denuncia penal. Sin haber jamás publicado una línea o comentario (ni siquiera después de la denuncia), Jorgito podría llegar a pasar de denunciante a denunciado por no mirar con quién se junta y qué dice cuando se junta con quien se junta. Si no se entiende, ya se va a entender.

7) Florencio Aldrey Iglesias (El padre del ente)

Es quien ha parido el ente estafermo (muñeco con forma de hombre, persona embobada) que formalmente gobierna General Pueyrredon. Flo, que al parecer ni habría pagado los muebles que engalanan las habitaciones del Gran Hotel Provincial, está de manager de Perogrullo, y le planea la campaña de lástima y descorazonamiento para esta tirada electoral. Qué yunta de ganadores.

8) Paula Mantero (Reflexionando)

Fracasada en su intento de hacerse cargo de Ciencias de la Salud, doña Paula da cursos o charlas de equinoterapia. Es posible que a más de una yegua le vengan joya las sesiones

9) Fernando Arroyo (Ve corruptos por docena)

El implacable director de Tránsito de Mario Roberto Russak va una vez más por una concejalía. Cree que hay corrupción en la muni. ¿Hará falta ocupar una banca para darse cuenta? ¿No irá siendo hora de que cualquiera se anime a decir qué pasa, sin cargo ni sueldo?

10) María del Carmen Viñas (¿Serían los gorgojos?)

Admitió irse de la gestión Perogrullo porque le esperaba una candidatura a diputada. Pero resulta que cerraron las listas y por más que la buscamos denodadamente, no la encontramos en ningún lugar. ¿Habrá ido por una lista opositora a la conducción de la Liga de Amas de Casa? Si se enteran de los fideos con gorgojos, hasta las chicas de Lita la dejarían solita. Valga la rima.

Comentá la nota