Top Ten de la Semana

1) Néstor Otero (Un creativo el tipo)

2) Daniel Merlo (Otro que quiere cortar)

3) Florencia Garrido (Adjetivófila mlitante)

4) Marcela D’Amico (Por los derechos de los vecinos)

5) Horacio Frascarelli (Terrible experiencia)

6) Eduardo Antonio Boero (Predicador del desierto)

7) Leticia Tiribellli (Reclama atención)

8) Gustavo Rodríguez (Tomala vos, dámela a mí)

9) Alejandro Ferro (¿Yo, señor? ¡Sí, señor! ¡Usted!)

10) Amado Boudou (Le saltó el barrio)

1) Néstor Otero (Un creativo el tipo)

El mafioso importado, socio del mafioso local, no anda por los palos sino bien por el medio de la pista y atropellando: ahora se le ocurrió cobrar peaje a los servicios de remís para ingresar a la nueva estación terminal que regentea como si fuera patrón de estancia y no concesionario de un servicio público. Linda piedra para la honda nos dejó de regalo de partida Víctor Daniel Katz Jora.

2) Daniel Merlo (Otro que quiere cortar)

En tren de hacer cortes, el titular de la asociación que agrupa a los choferes de remís ya anunció que si no los dejan ingresar a la terminal, van a cortar las calles. Es que por aquí, donde hay un derecho que se ha torcido, alguien te lo endereza cortando la calle. Menos mal que no son urólogos.

3) Florencia Garrido (Adjetivófila mlitante)

La señora no le teme a los adjetivos, se ve que no ha escuchado a Borges (Jorge Luis, claro, que aborrecía los calificativos). Sobre el proyecto de trasladar la nocturnidad de Alem a la escollera norte, la titular de la Cámara Naval de Mar del Plata, sin Borges bajo el brazo, sentenció: "es ilógico, ridículo, y descabellado". Absurdo, irracional, insensato, disparatado, desacertado, desatinado son contribuciones nuestras. De nada.

4) Marcela D’Amico (Por los derechos de los vecinos)

Vecina de la nueva terminal que busca movilizar a sus pares para encontrar un punto de equilibrio frente al abuso que sufre la histórica tranquilidad del barrio por el barullo de los micros y los altavoces. Promete seguirla hasta obtener cambios a favor de la gente. Veremos de cuánta paciencia Dios la ha dotado, porque que la va a necesitar, la va a necesitar.

5) Horacio Frascarelli (Terrible experiencia)

Periodista de Capital Federal, turista en nuestra ciudad por unos días, la pasó muy mal junto a su esposa en el hotel donde estaban alojados, el Bosnia I. Vivieron su propio Sarajevo cuando se les desplomó, mientras descansaban, el ventilador de techo, lo cual les produjo golpes y lastimaduras. Muy molesto, envía carta abierta al intendente Perogrullo. Pobre, tanto esfuerzo…: no sabe que el namberguán sólo lee el diario de Yrigoyen.

6) Eduardo Antonio Boero (Predicador del desierto)

Vecino de la ciudad interesado en los temas del tránsito. Predica en el desierto: un trabajo suyo ha pasado por las manos de instituciones y autoridades sin que nadie preste atención. Como tantas otras cuestiones vitales en la ciudad de la indolencia.

7) Leticia Tiribellli (Reclama atención)

Nieta de fundadores de Mar del Plata, quiere que al menos el monumento al pionero marplatense sea tratado con cuidado y estilo. Hoy es una auténtica vergüenza, inundada de grafittis y con una suciedad notable. Clama por que el intendente la reciba y se haga algo por esta pieza de reconocimiento a la historia de la ciudad. Mm, que pase el que sigue. Reclamos, año verde.

8) Gustavo Rodríguez (Tomala vos, dámela a mí)

El responsable de Zona Sanitaria VIII fue contundente: "la Provincia no va a cubrir las postas sanitarias de playa alguna". Fue preciso que lo dijera de manera pública, clara y precisa para que se terminara la mentira de la municipalidad de que no cubrían esos puestos porque era laburito de Scioli. No, no es. Chupate esta mandarina, que está bien fresquita y te va a hacer bien.

9) Alejandro Ferro (¿Yo, señor? ¡Sí, señor! ¡Usted!)

El infectólogo que convirtió a esta ciudad en la capital mundial de la gripe con apenas un par de casos, el pasado viernes 8 se anotició de que las postas sanitarias en las playas de la ciudad eran de responsabilidad comunal. Y mirá vos lo que cobran estos tipos mes a mes por no saber, no contestar y no actuar. Menos mal que siempre hay alguien que les escupe el estofado.

10) Amado Boudou (Le saltó el barrio)

Venía prolijo y cuidado, pero desbarrancó en los últimos metros. Salió de su tono anodino habitual para caracterizar al juez neoyorquino Thomas Griesa de "embargador serial", a lo que luego, como buen chico responsable que es, agregó: "siempre pongo la cara y arreglo los quilombos". Falta que lo desafíe a Redrado a solucionar lo del BCRA en la esquina a las piñas. Un gestito de decoro, eaeapepé.

Comentá la nota