Top Ten de la Semana

1) Fernando Cuesta (Lo habíamos deseado tanto…)

2) Osvaldo Norberto Castelli (El que calla, sigue)

3) Alejandra Urdampilleta (A fondo en el pago)

4) José Reynaldo Cano (Otro unibloque)

5) Eduardo Vallarino y Rodolfo Elías (Haciendo el verano)

6) Mariano Pérez Rojas (Pum para arriba)

7) José Martín Araníbar (Hay que llegar a la verdad)

8) Roberto Villaola (De empresario a sindicalista)

9) Pablo Fernández Abdala (Muy ocupado)

10) Juan Carlos Bacchiocchi (De los pelos)

1) Fernando Cuesta (Lo habíamos deseado tanto…)

Llevaba tres años pidiendo la intervención de la obra social de los bancarios. Finalmente se le dio: ahí está la obra, bien intervenida. Claro que los servicios están cortados, que no hay clínicas ni sanatorios que quieran recibir a los afiliados, ni medicamentos con descuento. Hay que tener mucho cuidado con lo que se pide, dice un conocido proverbio, porque se puede cumplir. Y ahí te quiero ver.

2) Osvaldo Norberto Castelli (El que calla, sigue)

Luego de su espectacular sentencia acerca de que el delito había bajado un 33% en la ciudad –lo cual le valió un tirón de jinetas de gente enterada de que no es así-, el comisionado se ha vuelto un hombre cauteloso: "no podemos hablar de estadísticas cuando tenemos a una persona que sufrió o fue víctima de un hecho delictivo". Jetón que cierra la trucha sirve para seguir en el cargo un rato más.

3) Alejandra Urdampilleta (A fondo en el pago)

Según decía un catedrático mexicano militante del PRI, nunca hay que estar afuera del presupuesto. Algunos como Alejandra la saben lunga, pero llegó la época de las amnesias convenientes: funcionaria de Perogrullo, pone etiqueta de "necesidades populares", y plin caja

4) José Reynaldo Cano (Otro unibloque)

Vuelve, será una vez más concejal, pero Solari Yrigoyen, como dicen en el barrio. Dónde habrá quedado aquello de "con Gustavo nos conocemos mucho". Tal vez se conozcan tanto, pero tanto, que no se quieren tener ni cerca. Es una posibilidad.

5) Eduardo Vallarino y Rodolfo Elías (Haciendo el verano)

Científicos ambos, sacaron la cara y asumen que han elaborado un trabajo por el cual aseguran que las aguas de Mar del Plata están contaminadas y no hay manera de bañarse sin morirse de asco o infección. Dieron a conocer el documento a las puertas de la temporada, por el que ya controvierten con otros colegas con mucha experiencia. Si lo que querían era colaborar en solucionar el problema, mayo hubiera sido un buen mes para darlo a conocer.

6) Mariano Pérez Rojas (Pum para arriba)

Llegó para cambiar la realidad económica de la comuna. Estudioso, trabajador, serio, un tipazo… Ahora, muchacho: ¿más de lo mismo? ¿Otro subidón de tasas, y esta vez nada menos que del 25%? Lo decíamos: más de lo mismo, aunque venga precedido con certificado de buena conducta.

7) José Martín Araníbar (Hay que llegar a la verdad)

Ex combatiente de Malvinas, sostiene que no hay manera de dar fin a la batalla por el castigo a los oficiales y suboficiales que torturaron y vejaron a los conscriptos. Sostiene que hay elementos más que suficiente para avanzar, ya que los conscriptos eran civiles enrolados y que las torturas sufridas son caracterizadas como de lesa humanidad. La lucha sigue y el pasado nunca concluye.

8) Roberto Villaola (De empresario a sindicalista)

Empresario en los setenta que ha mutado a gremialista versión CTA en el presente, ha quedado en incómodo rol de entregador de trabajadores a las fuerzas procesistas en virtud de un trabajo realizado por alumnos de la escuela Huinco de Mar del Plata. Las generaciones nuevas tienen esas cosas: todavía no necesitan pastillitas de colores para la memoria, y no tienen grandes cosas que perdonarse u ocultar.

9) Pablo Fernández Abdala (Muy ocupado)

Nadie sabe exactamente a qué se dedica, amén de estar siempre en segunda fila riendo en cuanto corte de cintas protagoniza el infaltable FAI en el Hermitage o el GHP. Eso sí: la materia "Relaciones Carnales con otros españoles" se la lleva directa a marzo. Más data en la sección Malas Lenguas de esta edición.

10) Juan Carlos Bacchiocchi (De los pelos)

Transportador de niños en edad escolar, denuncia coimas e irresponsabilidades varias en ámbitos judiciales y policiales. Parece que de tanto renegar, ha quedado afectado en su salud. Así y todo promete dar batalla para que la transportación de escolares y menores en general sea correcta y conforme a las reglas establecidas. Pedir que las cosas se hagan como corresponde le puede costar a uno la vida, mire usté.

Comentá la nota