Top Ten de la Semana

1) César Sivo (Escrachante)

2) Carlos Daniel Correa (Quiso ayudar)

3) Gustavo Arnaldo Pulti (Retrocede en chancletas)

4) Juan José Miguel Aicega (Pesada tarea)

5) Alejandro Pellegrinelli (Demoliendo tugurios)

6) Claudio Lassiar (Cherquis local)

7) Guillermo Schütrumpf (GAP incumple)

8) Leticia González (Se rompió la Coalición)

9) Pablo Fernández Abdala (De laburo, poco y nada)

10) Pedro Lacuadra Montiel (No gana para disgustos)

1) César Sivo (Escrachante)

Promovió, impulsó y coordinó el escrache a los jueces Nelson Jarazo y Alejandro Esmoris por haber entendido éstos que el coronel Alejandro Guillermo Duret, amigo íntimo del presidente Hugo Chávez Frías, era inocente de los cargos que se le adjudicaban en el caso Labolita. Mucho bombo, poco respeto por las decisiones sujetas a derecho. Así no.

2) Carlos Daniel Correa (Quiso ayudar)

A los 22 años y por su nobleza, su vida llegó a su fin. Vecino de una barriada humilde, encaró a delincuente de 18 años para confrontarlo con que un par de zapatillas no puede valer una vida, y perdió. Hacemos votos porque ese par de zapatillas bien valga hacer pensar a alguien en los derechos humanos de los que las calzan sin quitárselas a nadie.

3) Gustavo Arnaldo Pulti (Retrocede en chancletas)

Venía a full: le juró a Aldrey que sí o sí Multicanal obtendría la pretensión de seguir colgándose de cuanto poste hay agarrado al piso. Al final, como de costumbre, se calzó las ojotas y reculó como bien sabe hacer: "y, esto es un escándalo; así no puedo", dicen que se quejó. Cobardía se escribe con P de Perogrullo en la cuadra de la Muni

4) Juan José Miguel Aicega (Pesada tarea)

Se asume como el hombre que tiene la delicada misión de reconstruir la organización política del PRO en la ciudad. Menuda tarea, ahora que se metieron Lence y Garivoto. Va a necesitar vacunas varias, algún que otro mata bichos y mucho alcohol en gel, porque los personajes de marras son más resistentes que el virus de la gripe H1N1.

5) Alejandro Pellegrinelli (Demoliendo tugurios)

El fiscal no afloja ni bajo el agua. La lucha contra el narcotráfico es cosa seria de todos los minutos, así que ya se cargó dos chabolas, estilo kiosco, donde hacían delivery de drogras. En conjunto con su par Marcelo Blanco, hacen por cierto una tarea meritoria. Clap, clap.

6) Claudio Lassiar (Cherquis local)

Cultiva el estilo Cherquis Bialo, que se pasó años destilando veneno contra Julio Grondona y ahora es su vocero, Claudio, buen muchacho, claro, es el vocero de los colectiveros locales. Bravo por él y su cinturita de avispa: ya decía Borges que el que no cambia es un idiota.

7) Guillermo Schütrumpf (GAP incumple)

Lanzado con tutti hacia la visibilidad mediática -que da alguna garantía de visibilidad política-, don Guillermo anuncia acciones penales contra el intendente por no hacer cumplir la ordenanza que obliga a Multicanal a dejar las lianas, es decir, a soterrar el cableado que utiliza para el servicio. Y, quién te dice, por ahí encuentra un fiscal que procure y un juez que juzgue. Ojalá que sea la hoja.

8) Leticia González (Se rompió la Coalición)

Se fue. Doña Leticia, juzgada por sus íntimos como "una gallega cabeza dura" por su proverbial insistencia, renunció a su membresía al partido de Lilita. Al parecer, Leticia tiene los patitos en fila.

9) Pablo Fernández Abdala (De laburo, poco y nada)

Aunque ya no delira con tanta grandeza de piojo resucitado como en el primer año de desgestión municipal, de todos modos debe de haber quedado agotado de tanta fantasía. Porque cada día labura un poquito menos. No sólo no le cierran las cuentas sino que tampoco reúne al directorio ni a la comisión para la regata de grandes veleros desde, como mínimo, el 30 de junio. ¿Será el heredero de la tradición de la foto y a rascarse instalada por Eduardo Pezzati? ¿O no querrá gastarse con una actividad imposible si el puerto es declarado nueva playita en la ciudad?

10) Pedro Lacuadra Montiel (No gana para disgustos)

No gana para disgustos. O no hay Cuota Hilton, o no hay capital de trabajo, o no hay quien le dé ni cinco de pelota. Pretende que algún legislador de la ciudad, provincial o nacional, se ocupe de la aflictiva situación que atraviesa el personal de Sadowa, que hace meses que no cobra un peso. Aunque sea un poco de atención, che, a cambio de una media res, unas costillitas, un osobuco para el puchero…

Comentá la nota