El fin de semana largo culmina con un balance positivo

El feriado por el aniversario de la muerte del General San Martín devolvió al sector turístico la dinámica previa a la pandemia de gripe. Restaurantes con sector para chicos figuraron entre los más demandados.

Tras un domingo marcado por la lluvia, concluye hoy un fin de semana largo atípico que logró dar un esperado impulso al comercio local, pero sin alcanzar los niveles de actividad registrados en años anteriores para estas mismas fechas.

Con una ocupación hotelera cercana al 70%, la ciudad logró recuperar su movimiento turístico tradicional, el cual se había visto afectado durante los últimos meses por la pandemia de gripe A (H1N1).

Sin embargo, liberarse del "efecto influenza" no fue sinónimo de éxito. Y es que durante los últimos días entraron en juego otros factores, como las condiciones climáticas adversas, la crisis económica y hasta el corte de ruta realizado por los habitantes de la localidad de Lezama que pretenden independizarse de Chascomús.

En este contexto, la ciudad registró desde el viernes un movimiento de gente superior al de los fines de semana anteriores, pero no logró alcanzar los mismos niveles de actividad que se registraron en años anteriores para esta misma fecha.

Así lo dejaron en claro los encargados y propietarios de locales gastronómicos con espacios de recreación para los más pequeños al ser consultados por LA CAPITAL: en un día lluvioso como el de ayer, deberían haber sido los grandes beneficiados por la jornada. Sin embargo, casi todos reconocieron que tuvieron clientes, pero no en los niveles de otros años.

El titular del restaurante "Nonna Emma", Martín Gentile, realizó para LA CAPITAL una gráfica descripción de la situación. "Es un momento raro -advirtió-. Se nota que hay más movimiento que durante un fin de semana normal, pero el consumo no es bueno. La actividad está claramente por debajo del año pasado".

No obstante, Gentile aclaró que el panorama era previsible. "Lo que yo veo es que a la gente le falta motivación -describió-. Entre la gripe, la situación política y las especulaciones negativas la gente no tiene alegría, no tiene motivos para festejar".

Una evaluación similar realizó una empleada del Shopping Los Gallegos -que prefirió no ser identificada- quien aclaró que la imagen del lugar colmado de clientes podía dar lugar a interpretaciones erróneas. "La gente viene porque llueve y acá está mejor que en cualquier otro lugar -reflexionó-. Pero eso no significa que gasten. Por el contrario, están más ahorrativos que nunca".

Desde su puesto de encargado de vigilancia del restaurante "Mamá Chela", Luis María tuvo una percepción parecida. "Ayer a la noche -por el sábado- trabajamos bien y hoy se supone que pasará algo similar -describió-. Pero no es como se esperaba: pensábamos que iba a venir mucha más gente o que iban a gastar más. De todas maneras, supongo que es lógico teniendo en cuenta la situación en general".

Nicolas, encargado de "Tío Curzio", prefirió ampararse en el mal tiempo a la hora de los balances. "Nosotros estamos trabajando bien, tal vez un poco menos de lo que se esperaba, pero creo influye mucho el clima. Tenemos muchas mesas afuera y el no poder utilizarlas nos perjudica".

Algunos, como era de esperarse, hicieron un balance más positivo de la situación. Fue el caso de Darío, encargado de "Casimiro", uno de los pioneros de Mar del Plata en propuestas gastronómicas con recreación para chicos. "Nosotros estamos trabajando muy bien, tanto en los almuerzos como las meriendas y hasta las cenas", dijo.

También Rafael, encargado del turno mañana de "La Trattoría", se ubicó entre los optimistas. "La verdad es que la gente nos está dando una paliza" se sinceró para luego reconocer que la lluvia es un factor determinante en dicho local. "Si está lindo el almuerzo tarda más en arrancar y se termina antes, porque la gente quiere salir a pasear -describió-. Pero en días lluviosos como hoy (por ayer) se pueden quedar horas después de comer".

Rafel aclaró que, a su criterio, Mar del Plata recibió gran cantidad de turistas. "Nosotros trabajamos mucho con gente de Capital y de La Plata y se ve que vinieron", relató.

Leves mejorías

En lo que hace a las condiciones climáticas, el Servicio Meteorológico Nacional -SMN- anticipó a este medio que los turistas podrán despedirse de la ciudad con un panorama mejor que el que les tocó en la víspera.

La pronosticadora Silvia Beatriz Torrellesse relató que para hoy se espera "heladas y neblinas matinales, pero con cielo despejado o algo nublado". Precisó que "las temperaturas irán de frío a fresco, con vientos moderados del sector oeste cambiando hacia la tarde a leve del sector noroeste. La mínima -añadió- será de 3 grados y la máxima de 15".

Para mañana, en tanto, se preven neblinas matinales y cielo parcialmente nublado, con una mínima de 3 grados y máxima de 16.

Tal como estaba pronosticado, las condiciones climáticas ya fueron mejorando en la víspera. Aunque el día amaneció nublado, cubierto y con lluvias fue mejorando por la tarde con temperaturas que llegaron a los 13 grados.

Comentá la nota