El fin de semana largo no fue tan bueno para algunos sectores

Operadores turísticos afirman que el pasado fin de semana largo alrededor de 125.000 personas llegaron a la ciudad. Y es cierto ese dato. Pero la presencia de tantas personas pasó inadvertida para algunos rubros, como inmobiliarias, casas de comidas elaboradas, cines y teatros, que apenas notaron un leve incremento.

"En el cine y el teatro no hubo ventas, ya que por los días soleados los turistas aprovecharon para estar al aire libre", afirmó Nené, de cartelera "La ventanita". Asimismo dijo que sólo los paseos recreativos que se venden por la ciudad aumentaron un 50% en este periodo.

"Gente hubo. Tuvimos algunos alquileres, sin embargo, no fue lo que esperábamos. No aumentó nuestro trabajo, porque casi no se ocuparon los departamentos", aseveró la responsable de una inmobiliaria local."El feriado fue bueno para la hotelerería y la gastronomía no para nosotros. Hubo mucho ruido y pocas nueces", relató

Por su parte, Lorena, encargada de una rotisería, contó que su actividad no sufrió modificaciones por tratarse de un feriado que el ayer fue "día habitual como cualquier otro", también agregó que los valores subieron un poco en este último tiempo.

En tanto, sólo colmaron su capacidad los hoteles de una a tres estrellas, cuyos precios por noche para una familia tipo de cuatro personas oscila en los 140 pesos. Mientras que los de cuatro a cinco estrellas desarrollaron su actividad habitualmente.

"Generalmente se trabajó bien y la ocupación fue del 100%", señaló Maximiliano, conserje de un hotel del centro de la ciudad. Además añadió que los huéspedes se manejaron "mucho con tarjeta de crédito y utilizaron la mayor cantidad de cuotas posibles".

En cambio, los gastronómicos notaron una crecida importante en sus ventas. "Vino mucha gente a comer. Se ha movido bastante viernes y sábado, aunque no miraban los precios, optaban por no comprar el postre", dijo Mary, de un restaurante del centro.

"Se vio que vinieron turistas, pero elegían los precios más bajos y pagaban mucho con tarjetas de crédito", contó un vendedor de ropa de la Peatonal.

Todos los comerciantes, hasta las empresas de micros de larga distancia, coincidieron en la gran cantidad de gente que arribó a Mar del Plata. No obstante, los huéspedes optaron por una minivacaciones "gasoleras". Mucha comida en la playa, muchas ofertas y poco gasto en efectivo. En síntesis, el último feriado del año fue "bueno" para algunos sectores.

Comentá la nota