Un fin de semana con gusto a éxito en la costa argentina

Un fin de semana con gusto a éxito en la costa argentina
Confluyeron el fin de año y el comienzo de la temporada; Mar del Plata y Pinamar, colmadas.
No pudo ser un mejor principio de año para los miles de turistas que colmaron las playas de la costa argentina para recibir 2010. El demorado sol que golpea en la arena, la temperatura que casi trepa a los 30° y el cielo despejado terminaron por componer un sábado radiante.

La incógnita, en realidad, pasa por saber qué ocurrirá mañana, cuando empiece la temporada oficial, luego del fin de semana largo por el feriado de fin de año. Ayer, en Mar del Plata, los turistas se contaban por decenas de miles, tantos como para poner en aprietos la capacidad de servicio de algunos balnearios y restaurantes.

El fenómeno tiene su explicación: coinciden en las playas los visitantes de diciembre, que postergaron su partida hasta hoy, los que sólo llegaron para disfrutar de la fiesta de fin de año, que unieron con sábado y domingo, y los visitantes de enero que anticiparon su arribo un par de días, también para aprovechar el plus del viernes no laborable.

"Hacía algunos años que no conseguíamos trabajar con el balneario completo para esta época", comentó el responsable de un parador de Punta Mogotes. La escena se repitió también en balnearios de la zona sur y en Playa Grande.

El primer recambio que se realizará mañana, de todos modos, no pareciera poner en riesgo el buen momento que vive la ciudad. Las reservas para la semana que se abre son muy buenas, aunque el mayor número de arribos está previsto a partir del viernes próximo, con una buena noticia: alquileres y contratos en hotelería por períodos, que oscilan entre una semana y diez días corridos, superaron el promedio de cuatro días de la temporada anterior.

Comentá la nota