Fin de semana extra largo para los docentes.

Sin una reivindicación clara o un pedido concreto, el gremio docente de UDAP decidió ayer realizar su quinto paro en lo que va del ciclo lectivo 2009. Quieren entregarle un petitorio a la Presidenta cuando esté en San Juan.
El gremio docente de UDAP resolvió ayer por la mañana realizar un anodino paro de actividades por 24 horas sin asistencia a los lugares de trabajo y sin movilización para mañana, con el aparentemente único fin de mostrar su enojo con el gobierno provincial a la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, cuando pise suelo sanjuanino.

Se trata del quinto día de paro del sindicato desde que empezó el año y llega justo para extender el feriado del viernes 1 de mayo, cuando se celebra el Día del Trabajador, con lo cual UDAP transformó el fin de semana largo, en extra largo: de cuatro días para los docentes, ideal para tomarse unas minivacaciones.

La protesta, que no tiene un motivo definido, fue organizada por un Plenario de Delegados con más ganas de descansar que de trabajar, que sesionó en la sede del Sindicato Municipal y donde los delegados recontaron los mandatos escritos que recibieron de las maestras en las escuelas y que según informó el secretario gremial, Ricardo Candino, "superaron largamente el 50 por ciento los que se pronunciaron a favor del paro que será comunicado a la autoridad laboral" para esquivar la declaración de ilegalidad y el consiguiente descuento de días.

En el plenario, la mayor parte del tiempo sirvió para que los delegados discutieran el contenido y la mejor forma de llegar a entregar a la Presidenta un petitorio que la titular del sindicato, Graciela López, definió como "una denuncia de la situación que los docentes vivimos en San Juan, donde nos judicializan los conflictos y el Gobierno no cumple con sus obligaciones y sus compromisos".

Los delegados discutieron durante horas hacia dónde marchar para ver a Cristina y qué era lo más conveniente, si en el aeropuerto, la Casa de Gobierno, el dique, Pocito o el Centro Cívico, al punto que tantas ideas no alcanzaron para definir una estrategia que les asegure que van a entregar el documento, cuyo contenido se acordó pero no se redactó.

Frente a la prensa, los dirigentes prefirieron renovar sus críticas a la Justicia por el fallo adverso que recibió el gremio en su apelación al fallo de declarar en abstracto el recurso de amparo del Gobierno del juez Roberto Pagés.

La Cámara ratificó lo actuado por el magistrado por mayoría, pero la dirigencia prefirió quedarse con el voto en minoría que le da la razón y por eso el abogado del gremio, Daniel Peresichela, anunció que irán en recurso ante la Corte de Justicia.

Lo que no quedó en claro en el plenario fue la consigna del paro y el comunicado de prensa de la entidad sólo informa sobre la medida dispuesta sin especificar los motivos ni la acción concreta que se persigue y donde el Secretariado Ejecutivo se arroga la facultad de volver a convocar a los delegados cuando quiera.

Comentá la nota