Fin de semana de encuentros entre municipio y guardavidas

Luego del encuentro el secretario de Gobierno, manifestó que "estuvimos trabajando, manteniendo una mesa de diálogo con el sindicato, si bien estamos avanzando en la negociación todavía no tenemos nada preciso".
Se desarrolló ayer un nuevo encuentro entre autoridades municipales y referentes del Sindicato Único de Guardavidas de Viedma. "hubo avances pero todavía no cerramos nada" dijo Darío Berardi.

En la tarde noche de ayer, en la municipalidad de Viedma, se llevó a cabo un nuevo encuentro entre el secretario de Gobierno Darío Berardi y el delegado del gremio de guardavidas Pablo Arenas.

Luego del encuentro el secretario comunal, manifestó que "durante todo el fin de semana estuvimos trabajando, manteniendo una mesa de diálogo con el Sindicato, si bien estamos avanzando en la negociación todavía no tenemos nada preciso".

En este sentido, Berardi, agregó que "no puedo decir nada aún con respecto a cuanto sería el nuevo ofrecimiento que saldrá desde el municipio para el gremio".

Por otro lado hoy se volverán a reunir las partes. Según el funcionario el diálogo se reabrió este fin de semana, luego de las carta enviada desde el Sindicato único de Guardavidas de Viedma el pasado jueves, donde se pedía disculpas al intendente Jorge Ferreira, por la manifestación que realizaron alrededor de 15 guardavidas en las puertas del domicilio particular del mandatario hace aproximadamente dos semanas.

Por otro lado, según se pudo saber, el ofrecimiento de aumento al sueldo básico podría llegar hacer de 20%, con lo cual el sueldo rondaría a los 1100 pesos.

Vale mencionar que el salario actual ronda los 828 pesos. Y el monto de aumento pedido por el gremio es del 67%.

En cuanto a la suma fija no remunerativa, Berardi, no se animó a dar ningún dato puntual, en tanto indicó que "todavía no hemos llegado a nada claro en ese aspecto por eso no quiero aportar nada concreto ni estimativo por el momento".

Por su parte los guardavidas agremiados, durante el fin de semana, habrían mantenido reiteradas asambleas para ver los pasos a seguir, ahora que se reabrió la mesa de diálogo.

Cabe recordar que por el conflicto entre las partes y el posterior cese del diálogo, las costas viedmenses se encuentran sin servicio desde el primero de diciembre cuando debió quedar inaugurada oficialmente la temporada.

Por último en este marco, desde el Sindicato, se implementó durante cuatro días los denominados horarios solidarios, donde los guardavidas informaban a los ciudadanos sobre los peligros del río Negro y sobre cuales eran los reclamos de los profesionales.

Comentá la nota