Semana dura: hoy paran los troles y miércoles y jueves los médicos.

Además, ATE podría retomar los piquetes mañana. En este clima, el Gobierno busca retomar el diálogo.
Una semana extremadamente difícil, por las consecuencias que puede tener la falta de respuesta a los reclamos salariales de los estatales, tendrá el gobierno de Celso Jaque. El malestar es generalizado, ya que todos amenazan con medidas de fuerzas inmediatas: desde los profesionales de la salud hasta los municipales.

Hoy los choferes volverán a parar por la mañana y por la tarde. El miércoles comienza una huelga de los profesionales de la salud por 48 horas; mañana los estatales nucleados en ATE podrían cortar de nuevo calles y tanto judiciales como municipales están en pie de guerra.

La respuesta hasta hoy desde el Barrio Cívico es un ofrecimiento a un sector importante de estatales de 200 pesos no remunerativos a partir de este mes para hacerlos remunerativos en julio y luego realizar un ajuste en setiembre llegando a un monto de 240 pesos que, según el subsecretario de Hacienda, Mario Granado, "al final puede significar en lo remunerativo y bonificable un incremento del 24 por ciento, favoreciendo a los sectores que ganan menos".

Sobre la relación con los gremios estatales anoche el ministro de Gobierno, Mario Adaro, reivindicó las paritarias. Aceptó que será una semana difícil pero negó que se vaya a disponer un incremento salarial a través de un decreto. "Estamos en ámbitos paritarios de discusión. Vamos a ver alternativas y dialogar. Hay que estar tranquilos. Se ve feo el conflicto pero mucho más fea está la economía.Vamos a agotar el diálogo en los distintos sectores", señaló Adaro.

En cuanto al paro anunciado para el miércoles y jueves por los profesionales de la Salud, Adaro sostuvo que la medida tiene mucho que ver con la lucha nacional que viene librando ese sector. "En Mendoza vamos a ver cuánta voluntad de diálogo tienen los profesionales de la Salud", indicó, dejando la puerta abierta para un nuevo contacto antes de la asamblea que los profesionales realizarán el miércoles, un día antes de que inicien la medida de fuerza.

Por su parte desde ATE y desde el gremio de autoconvocados se insiste en un aumento de emergencia de 500 pesos remunerativos y bonificables.

"Hay un conflicto que el Gobierno debe resolver. El lunes (por hoy) tenemos dos paritarias: la de Trolebuses a las 9 y la de administración central a las 11. El viernes les dijimos que tienen que mejorar la oferta. Si nos tenemos que guiar por lo que dijo Jaque no llevarán nada", expresó Raquel Blas, secretaria general de ATE, quien agregó que en Salud sigue el paro por tiempo indeterminado y que si hoy no se resuelve la situación salarial de todos los trabajadores estatales, se volverá el martes a los cortes de ruta.

Los conductores de trolebuses a las 11, luego de la paritaria, suspenderán sus actividades para participar en una asamblea en la Plaza San Martín, como ya viene ocurriendo desde la semana pasada. En la tarde también paralizarán el servicio para analizar el resultado de la paritaria. En el Ejecutivo se sostiene que es ilegal paralizar los servicios por lo que se seguirá adelante con los sumarios.

Pero el sector que ha reaccionado en forma más dura es el de los profesionales de la Salud que reclaman un incremento salarial del 45 por ciento: 33 para 2009 y un 12 por ciento de 2008, "que estaba presupuestado en el convenio colectivo".

El sector, que tiene más de 4.000 trabajadores en el sector estatal, realizará mañana asambleas en todos los hospitales y centros de salud y realizarán un paro por 48 horas, sin asistencia a los lugares de trabajo, el miércoles y el jueves, lo que ya había sido acordado en una asamblea anterior.

"Además de no plantear ninguna oferta, el Gobierno pretende pagar con una deuda un aumento salarial con las actividades críticas y semi-críticas. De nueve adicionales y suplementos que nos adeudan sólo han resuelto dos. Por lo tanto, es mentira lo que dicen que de los 18 puntos de la discusión salarial se llegó a acuerdos en 16. Yo le voy a demostrar que es mentira. Son incumplimientos aún en la conciliación obligatoria. Le vamos a sacar la muletilla al subsecretario de Hacienda", expresó Isabel del Pópolo, secretaria general de Ampros.

Mientras tanto los empleados y funcionarios del Poder Judicial realizarán hoy asambleas en los distintos edificios de la actividad y plantearán la continuación de la campaña: "Si Jaque miente toque bocina". Mañana , a las 11, se reunirá nuevamente en la Subsecretaría de Trabajo la mesa paritaria donde se pide que al ingresante se le pague un 80 por ciento de la canasta familiar de consumo, superior a 4.000 pesos.

"Hasta el momento el Gobierno no ha efectuado ninguna propuesta. Si mañana no hay respuesta, al finalizar la paritaria se hará una asamblea en la puerta de la Subsecretaría de Trabajo y el miércoles se iniciarán medidas de fuerza", sostuvo Carlos Ordóñez, secretario general de los judiciales.

En el caso de los trabajadores municipales, la federación que los agrupa anunció que fracasó la reunión paritaria realizada en el Ministerio de Gobierno. El sector puso como plazo hasta el viernes para obtener una respuesta a sus requerimientos. Amenazó que, en caso contrario, ese mismo día comenzará su plan de lucha, que consistirá en cortes de rutas en la provincia y paro general en cada uno de los municipios.

Comentá la nota