Semana de definiciones.

Esta será una semana clave para el armado del ajedrez político provincial, con vistas a las elecciones del 28 de junio. Los dos partidos mayoritarios, el justicialismo, en el gobierno desde 1983, y el radicalismo, irán colocando sus piezas en el tablero, para la contienda electoral.
Ambos partidos van en coaliciones con otras fuerzas políticas.

El justicialismo va acompañado de unos 18 partidos, bajo la denominación de Frente de la Victoria.

A su vez, el radicalismo, junto con el ARI, el socialismo y el MID, irá bajo el lema Acuerdo Cívico y Social.

Candidaturas

El radicalismo ya definió, a través de su convención provincial que sesionó en Pirané, postular al vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Ricardo Buryaile, al cargo de primer candidato a diputado nacional.

Irá en el marco del Acuerdo Cívico y Social y será secundado por una dirigente del ARI, la religiosa María Inés Delfino.

Es una apuesta fuerte del radicalismo que hace varias elecciones atrás perdió el único representante en la Cámara Baja del Congreso Nacional que tenía. Sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un dirigente ajeno a las filas políticas. "Tenemos que abrir la jugada y a mostrarnos ante la sociedad como una fuerza con verdadera vocación de poder. Y con alternativas válidas al proyecto que viene implementando el gildismo", explicó una alta fuente del radicalismo.

Armando listas

Por estas horas, y antes que entre el martes o miércoles sea oficializada la candidatura de Buryaile y Delfino, los dirigentes del radicalismo y de la Coalición Cívica (ARI y Socialismo) y el MID, llevan adelante intensas conversaciones para "cerrar" las candidaturas a diputados provinciales y a concejales en distintos puntos de la provincia.

Una de las propuestas ya la tiró al ruedo el propio presidente del Comité Provincial del radicalismo, Roberto Benito Aranda, al proponer que se arme una lista de consenso donde los aliados al radicalismo ocupen espacios "expectantes" en la lista de candidatos a diputados provinciales.

Esto significa, en la jerga política, que los aliados al radicalismo ocupen lugares principales en las listas para tener más chances de ingresar a sus hombres a la legislatura.

Esa idea no atrae a los miembros de la Coalición Cívica, que no discuten que la lista de diputados provinciales sea liderado por el radical Martín Hernández, quien irá por su reelección. Pero piden que el segundo y el cuarto o quinto lugar, sea para candidatos de la coalición y el MID. Además, en las conversaciones, los aliados del radicalismo han impuesto un criterio novedoso, que tira por tierra el concepto de los radicales en cuanto a su poderío de estructura: el de territorialidad.

Con esto, dirigentes de la coalición advierten a sus aliados ucerreístas respecto al déficit dirigencial en zonas como oeste y centro, donde ellos sí mantienen un trabajo político constante. Si no prospera un acuerdo con un sublema "fuerte" que contenga tanto a todos los aliados (radicales, coalición y midistas), se crearan otras listas que pugnarán por liderarla la captación de electores.

Sábado clave

Por el lado del justicialismo, el sábado próximo sesionará el congreso provincial partidario para elegir a los candidatos a diputados nacionales, que se presentarán en el marco del Frente de la Victoria.

Dos son las bancas que estarán en juego, y ambas pertenecen al PJ. Vencen su mandato Juan Carlos Díaz Roig y Carmen Román.

Descartadas las candidaturas "testimoniales" en el distrito Formosa, no será el gobernador Gildo Insfrán quien encabece la lista, situación que favorece a la oposición.

El oficialismo puede perder una diputación nacional, varios diputados provinciales y concejales en todas las localidades.

El acierto de nombrar al gremialista del campo, conmovió la anquilosada estructura perdedora de los seguidores del partido de Alem. Hoy ya se habla de repetir la histórica elección del 2001. A su vez esta actitud está contagiando a pejotistas desencantados que fueron dejado de lado por el entorno íntimo del lagunense.

Dado que no está en juego el liderazgo de Gildo Insfrán el voto "castigo" comienza a comentarse, principalmente entre dirigentes que supieron estar en otras contiendas. Aún es impredecible la influencia del peronismo disidente, que a nivel nacional está tomando mucha fuerza, pero aquí todavía no se nota.

Tras el comentado "entredicho" del gobernador y presidente del PJ con "Juancho" Díaz Roig, en uno de los operativos "Por nuestra gente, todo", comenzó a solidificarse la versión que el ex titular de la Caja de Previsión no sería postulado para su reelección. Sin embargo, otros dirigentes del PJ sostienen que "Juancho", aún no perdió sus chances.

La decisión será adoptada por la "mesa chica" de conducción del PJ que, obviamente, encabeza Insfrán.

En cuanto a los diputados provinciales, el sublema "oficial" llevaría como cabeza de lista al actual jefe de la bancada del PJ en la Legislatura, Agustín Samaniego. La lista de diputados provinciales será decidida el domingo 24 de este mes, cuando volverá a sesionar el congreso provincial peronista.

Uno de los datos que trascendió a través de este Diario y que tuvo amplia repercusión, es aquel que habla de no hacer lugar a terceras reelecciones en diputados provinciales, como son el caso de Daniel Colcombet y el sindicalista Hilario Martínez. Este último, está haciendo firmar avales a los gremios que componen la CGT en pos de su re-reelección.

Pero fuentes del PJ señalan que se los ve mejor perfilado al telefónico Hugo Jara y también al estatal Faustino Duarte para ocupar la banca por el sector sindical. Incluso el primero es uno de los pocos convencionales de la reforma que permitió la reelección indefinida que no llegó a diputado provincial, un dato no menor para quienes vieron pasar por la Legislatura a la mayoría de los ex convencionales.

O como el hombre silencioso y laborioso de UPCN, que tiempo atrás fue hombre clave para el apoyo masivo y una gran movida de los empleados estatales hacia el gobierno del primer mandatario y hasta hoy día, para mantener "la calma" por el raro clima de la crisis y la falta de dinero en los bolsillos de los empleados provinciales.

El interior

Otro es el panorama en los pueblos, donde la pelea en algunos lugares será encarnizada. En Pirané, los seguidores del caudillo Mario Antonio Zaragoza tratarán de recuperar el terreno perdido a manos del actual intendente Salinas, y sacarle la mayoría en el Concejo Deliberante.

Lo mismo pasará en otros pueblos, donde distintos referentes se disputan el espacio de poder.

En capital, ya está en pleno proceso de armado un sublema de concejales que tiene como referentes a los actuales ediles José Alloi y "Oti" Morales. Ambos apuntarían a su reelección. Pero no será el único sublema de candidatos a concejales. Se menciona que la presentación de por lo menos cuatro sublemas "fuertes" para que el PJ mantenga la mayoría en el Concejo.

Pero así como a nivel provincial será Insfrán quien saldrá al frente de las huestes peronistas, en la capital, el intendente Fernando de Vido hará lo propio para traccionar los votos hacia el PJ.

"Yo o el caos"

A nivel nacional el kirchnerismo ha plantado bandera con las candidaturas testimoniales. Pero a la cabeza irá el ex presidente Néstor Kirchner, quien ha planteado como eje de la campaña que si el kirchnerismo no logra imponer la mayoría en el Congreso, vendrán tiempos difíciles para el país. La propia presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, salió a apoyar esa estrategia electoral.

Los "gordos" de la CGT, en el acto cumplido en las vísperas del Día del Trabajo, dejaron en claro, a través del discurso del líder cegetista, Hugo Moyano, el apoyo de los gremios enrolados en ese sector al "modelo" kirchnerista.

Pero en su discurso y no tan entre líneas, Moyano mostró la intención de la CGT de ubicar hombres del sindicalismo en las listas a diputados y un reclamo por fondos que, según afirman, retiene el gobierno y es para la "caja" de los gremios: las obras sociales.

La oposición kirchnerista, englobada en la Unión-PRO, apuesta sus fichas a la imagen de Francisco de Narváez.

El radicalismo, subido a la fuerza que le dio, desde su partida final el líder radical Raúl Alfonsín, apuesta con el Acuerdo Cívico y Social a recuperar algo de su antiguo esplendor, postulando al hijo del extinto ex presidente, Ricardo Alfonsín.

Mientras las disputas políticas van tomando forma y la jueza María Romilda Servini de Cubría dio un "giño" a las candidaturas testimoniales, la Iglesia Católica hizo un fuerte llamado que la dirigencia no debe dejar pasar por alto: que en el país aún no se ha podido erradicar el clientelismo político.

Por estas horas, donde el intendente de Tacaaglé, "Chilú" Leguizamón fue destituido al estar procesado justamente por presuntas acciones de compra de votos y aprietes a votantes.

Comentá la nota