Semana crucial para buscar una salida al conflicto hospitalario

Entre martes y miércoles podrían reunirse la ministra Uría y el personal que reclama en toda la provincia
Los hospitales rionegrinos empiezan una semana crucial en medio de medidas de fuerza muy concretas que afectan el funcionamiento de 16 centros de salud en la provincia.

Están paralizadas las operaciones y toda la atención programada en los hospitales, donde sólo se atienden urgencias y a los internados.

Toda la geografía rionegrina está afectada por el paro de trabajadores y profesionales que reclaman mejoras en sus salarios para evitar el éxodo de personal hacia centros de salud de otras provincias donde pagan mejor.

Se estima que entre martes y miércoles podría realizarse en Viedma la reunión a la que convocó la ministra de Salud, Cristina Uría, aunque todavía no se pudo confirmar exactamente qué día se hará. Lo concreto es que el grueso de los hospitales extendieron las medidas de fuerza hasta tanto esa reunión se concrete, aunque en los casos más duros, los profesionales y trabajadores pretenden respuesta para todos sus reclamos.

Mañana habrá en Cipolletti una nueva asamblea local donde se elegirán los delegados de la Asociación de Profesionales y del sector de trabajadores autoconvocados que enviará Cipolletti al encuentro.

Santiago Cayupán Cuevas de ATE salud, reconoció que ya hay malestar entre los usuarios del hospital por la falta de atención y de insumos para patologías crónicas. Si bien estos medicamentos se continúan entregando, "muchas veces faltan porque no se envían" desde el nivel central, dijo.

Desde ambos sectores adelantaron que se está organizando una reunión interhospitalaria en esta ciudad para el próximo miércoles. La fecha definitiva depende, sin embargo, de la convocatoria que anunció la ministra Uría.

El hospital de Cipolletti lleva tres semanas de reclamos.

Si bien la protesta hospitalaria contempla reclamos específicos según sea la zona en que está ubicado, en general los reclamos salariales son coincidentes. Exigen un "aumento del 100 por ciento del sueldo básico, dar cumplimiento a la recategorización, 82 por ciento móvil en las jubilaciones y reducción de la edad jubilatoria a 55 años para las mujeres y 60 para los hombres, aumento del cien por ciento del punto de guardia, pago en tiempo y forma del aguinaldo, incorporación de las cifras no remunerativas al sueldo básico, pago de la disponibilidad de las derivaciones y de cada una de las derivaciones, pase a planta permanente de todo el personal contratado, reconocimiento de autoridad en el pase de ley 1844 a 1904, control y regularización de las prestaciones de nuestra obra social por parte del órgano contralor que corresponda, y pago del importe otorgado por Nación al personal afectado en la pandemia de gripe A".

Comentá la nota