A una semana del cambio horario crece la incertidumbre

La decisión de varias provincias de negarse a adelantar la hora del reloj el 18 de octubre como lo dispuso el gobierno nacional dejaría dividido al país en dos husos horarios, situación que alcanzaría a la región NEA de quedar ratificada la ley sancionada en la Legislatura chaqueña el último miércoles, la cual dispone mantener la actual hora, aunque las demás provincias de la región todavía no han manifestado una medida similar más allá de los reclamos de los sectores empresarios, por lo que la incertidumbre es mayor en la ciudadanía.
Lo cierto es que se repetiría lo ocurrido el año pasado cuando varias provincias se negaron al plan nacional con la finalidad de ahorrar energía eléctrica, con la salvedad que en esta oportunidad serían más las que se niegan a la disposición. Las provincias que mantuvieron su horario original durante el verano pasado volverían a hacerlo este año, confirmando esta postura Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Salta, San Luis y Santa Fe, que se sumaría este año. También se sumaría Córdoba, Chubut, Río Negro, Santa Cruz, Tierra del Fuego y La Pampa, en tanto que la decisión del Chaco está en revisión del gobernador Jorge Capitanich quien anunció que tomaría contacto con los gobernadores del NEA para tomar una decisión que no perjudique al pueblo.

El problema que se encara con esta decisión es que Misiones es la única provincia que confirmó el cambio de horario, situación que podría limitar la posición de Corrientes y por ende luego la del Chaco.

En medio de este panorama los medios misioneros reflejaron que los diputados Héctor Bárbaro y Gustavo Weirich, presentaron un proyecto pidiendo al Ejecutivo provincial que gestione las medidas necesarias para que se exima a la provincia de Misiones de la modificación de la hora oficial.

En tanto los medios correntinos entre ellos El Litoral reflejan que crecen las críticas sobre el efecto del adelantamiento de 60 minutos en la hora oficial del país que debe concretarse el próximo domingo. Apenas queda una semana para que se expidan, por lo cual desde el lunes se agilizarían los contactos entre las distintas jurisdicciones para sondear la posibilidad de rechazar en conjunto la modificación del huso horario en el país, en el marco del plan de uso racional de la energía impulsado por la Nación.

En Corrientes, según funcionarios de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) se aprestan a concluir un informe técnico sobre la incidencia de la medida aplicada en octubre del año pasado y que estuvo en vigencia durante la época estival (en marzo se volvió al huso horario habitual). El titular de la empresa Julio Espínola, dijo que los primeros estudios técnicos mostraron que "hubo un corrimiento de la curva de demanda, pero no podemos asegurar que se registra un menor consumo, Los picos de consumos se han desplazados en horario; eso ayuda a nivel nacional, en lo global, pero en lo local no tiene trascendencia".

De esta manera, directivos de la empresa provincial de energía esperan integrar la semana que viene una mesa en el Ejecutivo provincial donde se definirá la adhesión o no al adelantamiento de una hora. Por el momento no se descarta un acuerdo regional para definir en conjunto si adoptan el cambio de hora. Particularmente por lo que ya viene ocurriendo en el Chaco, donde la Legislatura aprobó un proyecto de ley que establece que toda decisión provincial debe tener el aval parlamentario.

Comentá la nota