Una semana bien clave

Las fábricas del rubro reabrirán el 1º de febrero, pero no tienen pedidos. A través de la provincia, 53 empresas de todas las ramas pidieron el Repro, que subsidia los sueldos.
El Ministerio de Trabajo de la provincia vehiculizó los pedidos de 53 empresas santafesinas para ser incorporadas en el Programa de Reconversión Productiva (REPRO), que hoy paga 600 pesos del salario de cada trabajador en 242 firmas de todo el país. Estos pedidos -que aún no fueron contestados- suman 5.700 empleados. Además, hay 28 empresas del sur de la provincia y 12 del norte que presentaron procedimientos preventivos de crisis, ante la caída de la producción y el consumo. En la cartera laboral provincial consideran que esta semana será clave para la industria de la maquinaria agrícola, ya que el 1º de febrero las fábricas deberán reabrir sus puertas, y no hay certezas de que todas puedan hacerlo. Las autoridades santafesinas apuestan a las mesas tripartitas entre las autoridades del gobierno, trabajadores y empresarios, para que los problemas laborales se canalicen allí.

"Estuvimos en Firmat, en Las Parejas, el martes estaremos en Rafaela, apostamos a ese espacio de trabajo, y a que nadie tome decisiones por fuera de la mesa tripartita. Además, está el mecanismo de la ley Cejas, que declaró la crisis ocupacional en la provincia. Por eso, propusimos la creación de una comisión multisectorial de seguimiento de cada uno de los conflictos y la búsqueda de soluciones puntuales a cada problema que se presente", indicó la Secretaria de Trabajo, Alicia Ciciliani.

Mientras tanto, los empresarios de la maquinaria agrícola negocian febrilmente con las distintas seccionales de la UOM para evitar los despidos. Esta industria nuclea a 16.000 trabajadores en la región, y la situación es crítica, porque además de tener stock acumulado, hace meses que no ingresan pedidos de compra. Muchas de las fábricas han iniciado procedimientos de crisis y han pedido el REPRO para dilatar los despidos y suspensiones. "Esta semana es clave para el rubro", reconoció Ciciliani. Es que el 1º de febrero las empresas deberán abrir sus puertas, cerradas en enero con adelanto de vacaciones a todo el personal.

Tanto los empresarios como los trabajadores han dado la voz de alerta respecto de la gravedad de la situación. Uno de los industriales de Las Parejas, Carlos Castellani, gerente de Apache, puntualizó que desde octubre no venden maquinarias. "No se vendió, consumimos el material y no es fácil volver a comprar y pagar insumos cuando no se vende. De ahí que antes pagábamos horas extras y premios y si esto sigue así no lo podremos seguir haciendo, de hecho durante enero se dieron vacaciones al personal". Con esta perspectiva, desde la UOM apuntan a reducir la dedicación horaria sin perder puestos de trabajo. Y todos apuran los trámites del programa nacional Repro.

Comentá la nota