En una semana arranca una nueva moratoria para deudas con la AFIP

La deuda anterior al 31 de diciembre de 2007 se podrá pagar en hasta 120 cuotas.
A partir del 20 de este mes comenzará a regir el nuevo plan de pagos para deudores impositivos. Según la resolución de la AFIP que se publicó ayer en el Boletín Oficial, podrán incluirse las deudas acumuladas hasta el 31 de diciembre de 2007.

La medida -que fue anticipada por Clarín hace diez días- apunta reforzar la política de ingresos públicos, de cara a los fuertes vencimientos de la deuda en 2009. Las características principales del plan de facilidades son las siguientes:

Aunque no hay condonación total o parcial de las deudas, incluye mayores beneficios que los planes vigentes. En ese sentido, tiene hasta 120 cuotas de financiación y una tasa de interés del 1,5 por ciento mensual. Esta tasa de interés es más baja que la que cobra la AFIP por pago fuera de término, que es del 2 por ciento. Esto implica, llevado a términos anuales, una diferencia importante en el monto resultante a pagar.

¿Qué tipo de deudas se pueden incluir? Prácticamente cualquiera que tenga el contribuyente, sea persona física o empresa. Es decir, impuestos como IVA, Ganancias, Bienes Personales, Renta Mínima Presunta. También las contribuciones patronales por empleados en relación de dependencia y otras deudas que tengan origen aduanero.

¿Qué pasa con las deudas por el monotributo? Esta es una de las deudas que están excluidas del nuevo plan. Este régimen cuenta con un tratamiento especial que, entre otras cosas, mantiene abierto permanentemente un plan de hasta 48 cuotas para regularizarlas. El monotributo es un régimen simplificado para pequeños contribuyentes y por eso tiene un plan que es sustancialmente mayor al resto.

¿Qué otras deudas están excluidas del plan de facilidades? Otros conceptos que no están incluidos son las deudas con obras sociales, con las Administradoras de Riesgos del Trabajo (ART), los anticipos de impuestos a vencer. Algunos de estos rubros los recauda la AFIP, no son de control de este organismo. Por caso, lo recaudado por obras sociales lo controlan las obras sociales. Y pasa los mismo con los ingresos de las ART.

Estas deudas hay que consolidarlas a una determinada fecha -que no puede exceder al 31 de diciembre de 2007- y luego el contribuyente elige el plazo de pago que se ajuste a sus posibilidades. De esta manera, algunas empresas que ya tenían planes de pago anteriores, tienen la ocasión de reorganizar sus compromisos.

La concentración de planes de pago que tienen las empresas en algunos casos llega un punto en que se produce una suerte de ahogo financiero. Por ejemplo, porque pagan el impuesto del mes más la cuota de los planes. Y como no hay límites para pedir planes, hay quienes pueden tener hasta 20 planes juntos, según admiten los funcionarios de la AFIP. El nuevo plan abre la posibilidad de reorganizar toda esa deuda en un solo plan, con un plazo más largo de tiempo y con tasas de interés más bajas que faciliten el cumplimiento de los compromisos corrientes.

El plan se presenta por Internet, ingresando con clave fiscal a la opción llamada "Mis facilidades", que está disponible en la página de la AFIP. Dentro de esa opción hay un botón que se llama "Planes especiales". Allí se ingresa la deuda y luego hay que clickear en "Aceptar", indicando el plazo elegido. Se hace sin presentar documentación, ni garantía y sin tener que concurrir a personalmente a una oficina fiscal.

Comentá la nota