Semana agitada Contradicciones nocturnas

A horas de que el municipio le pusiera un freno al cierre de los locales nocturnos, arreciaron las críticas contra el Ejecutivo. Las más duras fueron hechas por jóvenes, el mismo sector que convocó a una marcha tras la muerte de Juan Cruz Marques y le llevó un petitorio a Osvaldo Cáffaro pidiéndole que hiciera lo que efectivamente hizo.
El 24 de julio, un petitorio llegó a las manos del intendente local.

Cuando aún no habían salido de la consternación por la muerte de Juan Cruz, sus amigos y allegados provocaron una movilización (virtual) impetuosa a través de Internet, pidiendo justicia, orden, paz, control y muchísimas cualidades más.

Luego también convocaron a una marcha (real) para que dicho reclamo fuese apoyado por toda la comunidad.

Los jóvenes habían asumido el poder, se "autodefendían" de una agresión que consideraron como si hubiera sido hecha al cuerpo de cada uno de ellos.

Los adultos, también en deuda, apoyaron la moción y acompañaron. Todos lo hicieron en silencio, un silencio doloroso, el que más se hizo oír.

Unas 10.000 personas reco-rrieron las calles de Zárate con carteles que sólo mostraban la sonrisa, ahora trunca, de Juan Cruz, mientras pequeñas velas encendidas iluminaban rostros compungidos.

La hoja que recibió Osvaldo Cáffaro, pedía "generar y debatir socialmente, cambios en las normas de convivencia y nocturnidad en el partido de Zárate, como por ejemplo: reducir el horario de cierre de los locales nocturnos y venta de alcohol, respetar la capacidad de ocupación de los locales nocturnos, fomentar la concientización sobre la convivencia social, urbana y nocturna, fomentar la realización de controles de alcoholemia tanto en el casco urbano como en sus accesos".

Como respuesta a aquella soli-citud, este fin de semana comenzó a regir el decreto municipal (que aún deberá ser refrendado por el Concejo Deliberante) que puso coto al horario nocturno local, instaurándolo en las 04.30.

El órgano deliberativo también había hecho un "severo llamado a todos aquellos que tienen funciones operativas y ejecutivas (desde la Provincia al Municipio) para que redoble esfuerzos y comprometan aún más su tarea en pos de la mejora de la seguridad".

A horas de conocerse la medida del Ejecutivo comunal, jóvenes y adultos estaban poniendo en tela de juicio dichas acciones, manifestando una inconcebible e hipócrita contradicción.

Pesadilla

Aún le pesa al Lord Mayor, Osvaldo Cáffaro, aquella muerte, aún sin respuesta a pocos meses de asumir. "No quiero que me cuelguen más muertos", le habría dicho a un allegado en forma tajante y lo mandó a su "delfín" Morino a convocar a los "dueños de la noche", comerciantes que tienen a su cargo locales nocturnos.

Morino se encontró con un "paredón", según trascendió, cuando lo dejaron sólo entre los empresarios y un grupo de amigos de Juan Cruz, en una reunión llevada a cabo en el municipio, cuando finalizaba el mes de julio.

Hacía tiempo que se venía advirtiendo acerca de los desmanes en la noche zarateña, producto del alcohol. Ningún funcionario se arriesgaba mucho más que a realizar un comentario liviano del tema, pero tanto desde el Foro de Seguridad y ahora con el recientemente creado Departamento de Prevención Urbana (DPU), los datos daban cuenta del agravamiento.

En riesgo

El decreto se dio a conocer casi en forma simultánea con la última Encuesta de Conductas de Riesgo en Adolescentes (Coral) que se realiza todos los años en la provincia de Buenos Aires y que este año arrojó que el 82,2% de los alumnos en escuelas secundarias bonaerenses consume bebidas fuertes y el 56,1% reconoce haber ingerido "bebidas fuertes mezcladas con energizantes".

El relevamiento, que consolida una tendencia ya detectada en años anteriores, fue realizado sobre un universo de 2207 alumnos secundarios en 2008 y refleja, asimismo, que el 92% de los estudiantes menores de 18 años dice haber tomado cerveza; que el 20% se inició en la ingestión de cerveza entre los 12 y los 13 años, y que el 7% lo hizo antes de esa edad.

El propio gobernador Daniel Scioli, pareció darse cuenta de la grave problemática y anteayer se comprometió a intensificar los controles sobre los comercios que expenden bebidas alcohólicas y apeló a la responsabilidad de los empresarios de la noche para que eviten vender alcohol a menores de 18 años.

Al filo de la hipocresía

Miles de zarateños acompañaron a los jóvenes que convocaron a la marcha, dándoles su espaldarazo a quienes suelen decir que nadie los escucha.

Desde el sitio de internet facebook que sirvió para convocar a la protesta, ayer podían leerse opi-niones respecto al decreto que pone coto al horario de la nocturnidad.

Mariano decía: "No es más fácil hacer leyes y meter en cana a los que no tienen ganas de salir a pasarla bien que castigarnos a todos.... no estaremos volviendo a los años 70... soy mayor de edad y soy responsable de mis actos así que nadie debería (sic) decirme a qué hora tengo que dormir siempre y cuando no cause ningún disturbio".

Por su parte Romina opinaba: "Sin dudas Zárate está en decadencia, es un bajón lo que le pasó a este pibe Juan, pero el problema es la corrupción policial, las coimas, el intendente, toda esa parafernalia de corruptos y manipuladores, esto es censura, TOKE DE KEDA, UNA M….., en fin eso opino, yo no vivo en Zárate pero viví casi toda mi vida ahí, un pueblo lleno de impunidad!".

Los mensajes de ese estilo se repitieron y repiten, mientras que fueron los mismos jóvenes quienes llevaron adelante la marcha, el petitorio y las firmas que decidieron al Ejecutivo comunal a tomar las medidas.

Sería bueno aprovechar la situación actual para que se promueva la creación de un foro de jóvenes para que allí puedan debatir sus reclamos y necesidades, además de entender cuestiones que tienen que ver con el consenso, las mayorías y las minorías. De ese modo, quizás logremos tener en el futuro una dirigencia mejor capacitada.

Comentá la nota