Semáforos sin funcionar en Lomas: una falla que ya es antigua

Cansados de poner en riego sus vidas al cruzar la calle, los vecinos de Lomas de Zamora vuelve a pedir que el Municipio repare los semáforos de la colectora de Camino Negro que no funcionan desde el año pasado y sólo titilan en amarillo. En tanto, los automovilistas que circulan por allí aseguraron que en la esquina de Laprida o en la intersección de Camino Negro y Lisandro de la Torre "rige la ley del más fuerte".
Esperar que alguien ceda el paso o cruzar corriendo entre los autos. Esas son las únicas alternativas que los peatones tienen para pasar de un lado a otro de Camino Negro. Es que desde hace meses los semáforos ubicados en la colectora de la autopista no funcionan y los vecinos continúan reclamando que el municipio de Lomas de Zamora repare la señalización para evitar accidentes.

Lo cierto es que allí, en Laprida y también en Lisandro de la Torre sólo titilan en amarillo las 24 horas y los peatones y automovilistas advirtieron que cruzar es "un verdadero peligro".

La esquina de Laprida y Camino Negro es una de las más transitadas de la zona y una de las más peligrosas también. Por allí pasan a diario varias líneas de colectivos, autos y camionetas.

Mariela Ponce vive a dos cuadras de allí y aseguró que cruzar para ir al centro comercial suele ser "un desafío de alto riesgo" porque "ningún vehículo cede el paso al peatón, y entonces hay que pasar entre medio de los autos".

Es que a la falta de señalización hay que agregarle que muchos conductores que pasan por esa esquina ni siquiera disminuyen la velocidad cuando cruzan.

"Es común que los peatones están varios minutos esperando cruzar en el cordón de la vereda porque nadie cede el paso. A nadie le importa nada acá", indicó enojada una mujer que trataba de pasar por la transitada intersección.

Bocinazos, frenadas y enojo es lo que se percibe en esa esquina y más aún en hora pico. Según la gente de las inmediaciones, allí "rige la ley del más fuerte" porque colectivos, camiones y camionetas "meten la trompa del vehículo" y "pasan disminuyendo apenas un poco la velocidad".

En tanto, la intersección de Camino Negro y Lisandro de la Torre tiene el mismo inconveniente. El semáforo de allí no funciona desde hace varios meses y los vecinos se mostraron "disconformes" con las autoridades municipales, ya que, aseguraron, "no dan ninguna respuesta".

Del otro lado de la calle que cruza la autopista están los Tribunales de Lomas de Zamora, lo que sin duda incrementa la cantidad de autos que recorren esa zona.

"Los niños y los ancianos son los más afectados porque no pueden correr para cruzar. Ojalá reparen este semáforo antes de que tengamos que lamentar alguna víctima", manifestó una vecina.

Lámparas que no encienden, cables colgados y anormalidades en el sistema son frecuentes a la hora de recorrer la colectora de Camino Negro. En este sentido, los vecinos continúan pidiendo que algún funcionario de la Comuna los escuche y solucione este problema que los afecta desde el año pasado.

Comentá la nota