Si Selva no es candidato, Castelucci sería cabeza de lista

Ya estaría casi definido que el actual secretario privado sea el primer candidato a concejal • No se sabe si existirá acuerdo con el sector de Zubeldía • Fito habría gambeteado la propuesta.
Hay tres posibles herederos del trono que algún día puede dejar Carlos Selva. Al menos hoy.

De esos tres, solo dos podrían ser candidatos en estas elecciones. De esos dos, saldrían uno.

La agrupación de 29 y 12 es un polvorín. Muchos están a la espera de conocer la lista de candidatos la cual –se asegura en el oficialismo- se conocería el 9 de mayo, el día que cierran las listas.

Aún no se sabe si el acuerdo con Martín Zubeldía alcanzará las legislativas. Tanto Zubeldía como Selva orejean sus cartas y esperan ver quien se descarta primero.

En torno a la agrupación Mercedes Mejor hay tanta expectativa como en la oficial: se sabe que los días por venir serán decisivos para el futuro de su candidato. En tanto Selva analiza distintas variantes para las elecciones: con Zubeldía, sin Zubeldía, con los gremios, sin los gremios, con los gremios divididos y así deshoja la margarita.

Quienes conocen de cerca al intendente aseguran que –salvo que la orden del kirchnerismo prenda- el primer candidato a concejal será un hombre bien ligado a Selva. Y ahí vuelven los tres mosqueteros: Mariano Castelucci, Rodolfo Príncipi y Marcelo Denápole, de ellos se trata.

Uno solo uno

Si bien la relación entre los tres es cordial, se saben rivales de la misma competencia: suceder al intendente Carlos Selva cuando éste decida abandonar el gobierno comunal.

Los tres tienen chapas suficientes:

• Denápole, cabeza de lista de concejales en las elecciones del 2007, actual presidente del HCD.

• Castelucci, intendente interino en dos oportunidades, actual secretario privado y ex presidente del HCD.

• Príncipi, director del hospital con buena imagen ante la población y buen manejo de los medios de prensa (un tema que le preocupa a Selva).

Denápole, por su actual condición de concejal, no podría encabezar la lista de concejales. Príncipi no se sabe si no querría o si la resistencia de los sectores internos se lo impediría. Por ello es que Mariano cuenta con más chances.

Castelucci tiene además un handicup adicional: sus pares lo recuerdan como un buen presidente del HCD y el actual habría perdido consenso para esa función.

Tal vez Castelucci sepa que no es el mejor momento para ir como cabeza de lista. Aceptando ese lugar se baja de la pelea mayor: ser el primer candidato a concejal en las elecciones del 2011. Pero también sabe que ciertos ofrecimientos no se pueden rechazar.

Lo comprendió cuando Selva lo convocó como secretario privado tras la victoria electoral del 2007. Y lo sigue sabiendo hoy.

Quienes cuestionan la figura del joven escribano están contentos con la posibilidad de que encabece la lista en el 2009. Entienden –como Castelucci- que se aleja de la línea sucesoria.

Algunos aseguran que Fito Príncipi habría sido sondeado pero que el bioquímico habría aducido necesidad de implementar varias cuestiones en el Hospital antes de dar ese paso. O sea que, muy cortésmente, pidió no ser tenido en cuenta para esta elección.

A Selva aún le faltaría definir un escollo: como avanzar en la unidad con Zubeldía si es posible avanzar.

Por supuesto que todo esto fue antes de que alguien tuviese la idea de que los intendentes sean la cabeza de lista. De concretarse esa intención todo, absolutamente todo, podría cambiar.

Comentá la nota