Sella receptó preocupación de Zamora por la contaminación

El defensor del Pueblo de la Nación, Anselmo Sella, comenzó ayer su primer día de visita oficial a la Provincia, con presencias en distintos organismos nacionales como Anses, PAMI y Vialidad Nacional, y manteniendo audiencias con el obispo Francisco Polti y el gobernador Gerardo Zamora.
Por la tarde, Sella junto a su anfitrión, el defensor del Pueblo provincial, Martín Díaz Achával, firmaron un convenio de cooperación recíproca en las instalaciones del Consejo de Ciencias Económicas.

Respecto a la audiencia con el gobernador Zamora, Sella manifestó que tuvieron una conversación "amena", planteando el mandatario su "enorme preocupación por la contaminación de la cuenca Salí-Dulce, y por la falta de agua en el embalse, lo que conlleva la necesidad de evaluar el manejo más restrictivo del agua, porque no están dándose las lluvias que estaban previstas para esta época, de manera que no hay que llegar a una situación de extrema gravedad por la sequía, si en enero o febrero no llueve".

Sella contó que Zamora les explicó las acciones que llevan adelante para tratar de solucionar el tema.

"Dejó entrever que pretendería que este proceso que se está desarrollando en el tiempo tuviera soluciones más rápidas, fundamentalmente con la contaminación que ofrecen citrícolas y azucareras, embalse arriba", añadió el defensor nacional.

Acompañaron al mandatario en esta audiencia el jefe de Gabinete, Elías Suárez y el ministro de Justicia, Ricardo Daives.

Otra de las audiencias del defensor nacional fue con el obispo diocesano, monseñor Francisco Polti, sobre la que Sella indicó que le manifestaron la disposición de la Defensoría nacional y provincial de poder gestionar cualquier situación que la Iglesia pudiera plantear.

En tal sentido dijo que quieren "federalizarse y ponerse a disposición de la población, funcionarios, ONG y la Iglesia".

"El obispo nos planteó su preocupación por la falta de agua con una grave crisis en el interior y también por la falta de trabajo", añadió Sella.

Finalmente informó que hoy al mediodía se trasladarán junto al defensor Martín Díaz Achával al embalse y el jueves seguirán con otras audiencias.

Evaluó la situación en Anses

Una de las instituciones que visitó en primera instancia el defensor del Pueblo de la Nación, Anselmo Sella, fue las oficinas de la Anses.

Sella afirmó que uno de los temas principales de diálogo está relacionado a las asignaciones familiares, donde conoció que "se atienden a unas 1.600 ó 1.700 personas diarias y, según nos explicaban, se procesa toda la información que se realiza en el día", agregando que "se espera que este proceso de apelación dure al menos entre 15 y 20 días más".

Sella indicó que "la problemática más importante que hay es la cantidad de personas que durante estos días están pidiendo su afiliación, extrayendo su documentación y pidiendo la asignación por hijo". Agregó que "todas las personas tienen la expectativa de que en diciembre puedan cobrar esa asignación (...) se están haciendo los mayores esfuerzos para tratar de atender a toda la gente que viene, de manera que a las 17 ó 18, nadie quede sin atender".

Por último expresó que este panorama de personas que solicitan la asignación "no se da en todas las provincias" siendo esto un indicador de la cantidad de trabajos independientes o personas desocupadas que hay en la provincia.

Comentá la nota