Seis senadores complican al Gobierno

Son oficialistas que no apoyan el proyecto que se aprobó en Diputados y ponen a la Casa Rosada ante el dilema de aceptar cambios
El regreso de Cristina Kirchner al país marcará el inicio de una verdadera cacería de votos entre senadores oficialistas y aliados ante la fuerte resistencia que existe a aceptar la directiva de la Casa Rosada de sancionar, sin cambios, el proyecto de ley de radiodifusión.

En este momento, el Poder Ejecutivo tiene apenas 31 apoyos incondicionales y enfrenta la rebeldía de seis miembros de su bloque. Necesitaría al menos un piso de 35 votos positivos (y dos más para conseguir antes el quórum). Debido a la casi segura ausencia de tres senadores por enfermedad (dos oficialistas y un radical), el proyecto sólo podrá se discutido en el recinto por un máximo de 69 legisladores.

Con este número, el kirchnerismo está muy lejos de tener asegurada la votación en particular del artículo 161 de la iniciativa, más conocido como cláusula de desinversión.

Se trata del artículo que obliga a las operadoras de radios y de TV por aire y cable a desprenderse en el plazo de un año de todos aquellos activos que contradigan las disposiciones del proyecto tal cual fue aprobado por Diputados y que el Poder Ejecutivo pretende convertir en ley.

Aunque la situación es menos desesperante, el bloque que conduce Miguel Pichetto también tendrá que ajustar sus cuentas si quiere asegurar la actual conformación de la autoridad de aplicación.

Ambas cláusulas son cuestionadas por la oposición. La primera es tachada de inconstitucional porque violaría el derecho de propiedad. La otra es criticada porque le daría al Poder Ejecutivo de turno una clara mayoría en la integración del poderoso ente que concederá o revocará las licencias de radio y televisión.

Según un sondeo realizado por LA NACION, a la Casa Rosada le faltan al menos cuatro votos propios para defender ambos artículos, considerados hasta el momento el corazón de la iniciativa e innegociables por la Presidenta antes de partir al exterior el fin de semana pasado.

Sobre 37 legisladores oficialistas -descontados Elida Vigo (Misiones) y Roberto Urquía (Córdoba), ausentes por enfermedad-, sólo 31 estarían apoyando la orden de votar a libro cerrado el proyecto. Los hasta ahora rebeldes son Guillermo Jenefes (Jujuy), presidente de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, cabecera del debate en la Cámara alta; Ramón Saadi (Catamarca), Silvia Giusti (Chubut), Mónica Troadello (Mendoza), Teresita Quintela (La Rioja) y Elena Corregido (Chaco).

Todos coinciden en que hay que sancionar una nueva ley de medios, pero no concuerdan con la orden de la Casa Rosada de "bendecir" el texto aprobado por la Cámara baja. "Quiero que el Senado cumpla con su rol de cámara revisora", hizo punta con el reclamo Jenefes en diálogo con varios de sus compañeros de bancada.

Muchos de sus colegas coinciden con esa postura y con otra también plasmada por el jujeño la semana pasada: la falta de seguridad jurídica que generaría la sanción del artículo 161 con el plazo fijado en la Cámara baja. Sostienen que un año es poco tiempo y pondría al Estado ante una serie de demandas varias veces millonarias, ya que las empresas afectadas podrían demostrar ante la Justicia que fueron obligados a vender sus activos a precio vil.

Aliados en duda

Pero los problemas del kirchnerismo no terminan en su bancada. Tampoco tiene seguro a los bloques provinciales que contó como aliados a lo largo de todo el año. Se trata de los senadores Horacio Lores (Movimiento Popular Neuquino) y María Rosa Díaz y José Martínez (ex ARI-Tierra del Fuego). Si bien apoyan el proyecto en general, estarían dispuestos a introducirle cambios, tanto en la cláusula de desinversión como en la autoridad de aplicación.

Lores ya hizo público el reclamo de cambios y cuenta con el apoyo de su gobernador, Jorge Sapag (MPN).

Los fueguinos juegan otra partida. Mantienen la misma relación ambigua con su gobernadora que Fabiana Ríos (ARI) conserva con la Casa Rosada cada vez que se ve necesitada de fondos para evitar una crisis terminal en su provincia. Y hay un segundo componente. Díaz y Martínez están enojados porque el oficialismo decidió dilatar el debate del proyecto que grava con impuestos internos a los artículos electrónicos fabricados fuera de Tierra del Fuego. Consideran que los están obligando a sancionar una ley a cambio de otra.

Los rebeldes del kirchnerismo

GUILLERMO JENEFES

Jujuy

* Es la figura clave, porque integra tres de las cuatro comisiones en las que se trata el proyecto y preside la principal de ellas. Es dueño de medios en su provincia. Dijo que haría respetar "la seguridad jurídica" y adelantó que no apoya el proyecto del oficialismo tal como lo votó la Cámara de Diputados.

TERESITA QUINTELA

La Rioja

* Su postura es un misterio, aun entre los jefes del bloque del Frente para la Victoria. Lo mismo había ocurrido con las retenciones: dijo primero que rechazaba la ley, después pareció acordar con el Gobierno y terminó votando en contra. Dicen que quiere cambiar el texto aprobado en Diputados.

ELENA CORREGIDO

Chaco

* No se definió todavía y en el bloque oficialista creen que podría oponerse al proyecto del Gobierno. El gobernador chaqueño, Capitanich, dice que votará a favor, pero en el oficialismo recuerdan que lo mismo pasó cuando se trató el proyecto de retenciones móviles. Corregido votó en contra.

RAMON SAADI

Catamarca

* El ex gobernador todavía integra el bloque del Frente para la Victoria. Dijo ayer que aspira a que se hagan cambios en el proyecto oficialista y puso en duda su voto positivo si eso no ocurriera. También había sido ambiguo durante el debate de las retenciones móviles.

SILVIA GIUSTI

Chubut

* Responde al gobernador Mario Das Neves, que después de criticar el proyecto de medios terminó dándole su apoyo. Pero ella no está convencida con la actual redacción y planteó su deseo de que hubiera modificaciones para evitar conflictos por los derechos adquiridos de las empresas.

MONICA TROADELLO

Mendoza

* Se le atribuye buena relación con empresarios mediáticos de su provincia y en reuniones reservadas, dicen en el Senado, expresó su oposición al contenido del proyecto de la Presidenta. Integra la comisión principal en la que se discute la iniciativa. Había votado a favor de las retenciones móviles.

Comentá la nota