Seis productores mercedinos fueron estafados con cheques sin fondo.

Se trata de emprendedores que fueron convocados por la firma Mercantil Rukwa SA por una importante cantidad de mercadería • Estas fueron entregadas antes del 12 de diciembre y les pagaron con cheques sin fondo • Estafas que se repiten en todo el país.

Algunas ediciones atrás se informaba acerca de un estafador que fue encontrado en Santiago del Estero por haber defraudado a dos locales comerciales con cheques que habían sido denunciados como extraviados o hurtados.

Ahora se cometió una estafa de la cual, lamentablemente, nuevamente las víctimas son mercedinos.

Durante la 34º Fiesta del Salame, realizada entre los días de 12, 13 y 14 de septiembre de 2008 un sinnúmeros de productores locales expusieron sus productos en los diferentes stands. Todos fueron visitados por turistas que hacían la degustación y que se llevaban del lugar las tarjetas de contacto ante la posibilidad de realizar algún pedido. Sin embargo, hubo uno en particular que quería mucho más.

Se trataba de un hombre alto que paseaba junto a una mujer rubia consultando los diferentes stands. Sería uno de los encargados de la firma Mercantil Rukwa SA, empresa comercializadora de servicios y comestibles. Algún tiempo después, contactó a todos los que pudo vía mail o por teléfono. A todos les pidió importante cantidad de mercadería con diferentes motivos pero en todos los casos para ser entregada el 12 de diciembre (momento en que también comenzaba la Fiesta del Durazno).

Algunos de los productores entregaron todo el pedido, otros solo la mitad pero el pago fue el mismo: cheques que resultaron sin fondos a cobrar pasada dicha fecha.

Las víctimas conocidas, al menos hasta ahora, fueron: Alicia Hermitte y Daniel Goldfeder (dulces y confituras gourmet “Los corimbos”), Verónica Sosa (licores artesanales), Maximiliano y Adriana Melgar (tejidos artesanales “El telar”), Héctor Sanguineri (artesanías en cuero), Jorge Machado (cocina redonda) y Marcelo Denítoli (cuchillos). Todos ellos realizaron grandes inversiones para poder cumplir con los pedidos.

En circunstancias que no fueron las mejores se fueron contactando entre ellos, luego de hacer las respectivas denuncias, realizar averiguaciones y resignarse a ya no recuperar el dinero. Las cantidades en cada caso oscilan entre los 4 mil y los 17 mil pesos.

Todos fueron contados por dos personas quienes decían llamarse Roberto Daniel Quiroz y José Grosso.

Casi simultáneamente entre la entrega de los pedidos, recibieron los cheques para cobrar a los pocos días y los estafadores huían del lugar.

Algunos tuvieron dudas pero “era muy tentadora la oferta. Todos aceptamos porque creíamos que era una buena oportunidad y a lo sumo nos arriesgamos a que nos paguen de a poco. Pero el problema es que se fueron… desaparecieron”, lamentan

Pero eso no fue todo lo que los indignó sino que además llamaron al banco y les dijeron que eran “buenos clientes”.  La empresa se creo en el mes de marzo y pasó de manos en el mes de julio. Desde el primer depósito realizado al banco, la cuenta se habría mantenido igual y los movimientos recién comenzaron en el mes de diciembre, específicamente el día 12.

“Hay que pensar con qué facilidad nos dejan vulnerables a estos ataques. Ellos lo volverán a hacer por eso no podemos quedarnos quietos. Los bancos no le piden nada y le dieron la chequera. No dejaron ninguna garantía, no hicieron ni un entrecruzamiento de datos”, critican y agregaron que “nosotros usamos todos lo métodos para asegurarnos de las persona. Los sobres, las tarjetas; los bancos daban buen informe aunque la cuenta fuera nueva”.

Es por ello que además crearon un blog: mercantilrukwasa.blogspot.com desde donde convocan a todos aquellos que sufrieron el mismo engaño.

De acuerdo a la información suministrada por la página del Banco Central –desde al cual se puede acceder desde el blog- se trata de un registro de tres bancos en los cuales fueron rechazados un total de 158 cheques, desde el 12 de diciembre de 2008 en adelante por un total de 1.476.429,90 pesos.

También se puede contactar escribiendo a

antoniogrimaldi1948@yahoo.com.ar.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

Hasta el momento ya contactaron a una veintena de personas que fueron estafadas del mismo modo en distintos puntos del país.

Ahora, en lo que respecta a lo local buscarán tener una entrevista con autoridades municipales para pedir una ayuda para paliar las pérdidas y poder continuar trabajando, o bien la disposición de alguna persona que los guíe para poder llevar adelante la investigación dar con los estafadores.

“Nosotros ya sabemos que quizás no recuperemos lo perdido, pero al menos sería bueno que ya no le pase a nadie más”, concluyeron.

Comentá la nota