Seis pozos ya inyectan 900 mil litros por hora a la red

Son los que se realizaron en el bajo San José. Se busca aliviar el requerimiento sobre el Dique Paso de las Piedras, cuya cota es la más baja de la historia. Aportan el diez por ciento de lo que se le saca al embalse en el mismo lapso.
Desde la última semana, Bahía Blanca y Punta Alta disponen de una fuente de agua alternativa para combatir la extrema sequía que mantiene en alerta a las autoridades y muy preocupada a la población.

Se trata de los seis pozos realizados en la zona de Cabildo, en el campo de Carlos Fioriti, sobre el kilómetro 695 de la ruta 51.

Son perforaciones de 8 pulgadas de diámetro que alcanzan los 50 metros de profundidad y están conectadas, mediante cañerías de 315 y 500 milímetros de diámetro, a un conjunto de tres conductos proyectados hacia la planta potabilizadora de Grünbein, para su posterior distribución.

Rinden en su conjunto cerca de 900 metros cúbicos por hora a la red, lo cual representa un 10 por ciento del caudal que hoy se extrae de Paso de las Piedras en idéntico lapso.

Respecto de la eficiencia del acuífero al cual recurren estas perforaciones, los estudios realizados indican que es sustentable y que tiene garantizado un rendimiento constante y permanente en el tiempo.

Una plegaria por la lluvia

Ayer por la tarde, una procesión bendecida por el padre Arsenio Koënig emprendió su marcha desde la parroquia Nuestra Señora de Luján (Juan Molina 781) en busca de la Catedral, para suplicar a la Virgen por el pronto final de la sequía más grave de los últimos 74 años en Bahía Blanca y la región.

Comentá la nota