Seis de las once muestras analizadas eran no aptas

Sólo en 2009, el Departamento de Bromatología realizó 11 análisis a distintas muestras del dulce de membrillo Finca El Palmar que se entregaba en los módulos alimentarios. De ese total, 6 muestras arrojaron resultados negativos. Concretamente no estaban aptas para el consumo por un nivel superior al autorizado de anhídrido sulfuroso. Así lo informó la responsable del área, Haydée Palacios de Pinetta. Aunque la bromatóloga aclaró que existe un grado de tolerancia del organismo a un nivel elevado de sulfito, los dulces tenían esa sustancia por encima de la autorizada.
Teniendo en cuenta que al menos 6 partidas no estaban en condiciones de ser consumidas y, por tanto, deberían haber sido decomisadas, El Ancasti solicitó al Ministerio las actas de esos sucesivos decomisos, pero ningún funcionario proporcionó esa información, que sería una forma de garantizar a la población que a lo largo del año no se entregaron las partidas de dulces en malas condiciones.

Comentá la nota