Ya son seis las ofertas para quedarse con el 50% de los italianos en Telecom

Ya son seis las ofertas para quedarse con el 50% de los italianos en Telecom
Lo que hasta hace pocas semanas era una pelea por los "despojos" de Telecom Italia, corrida del país por Defensa de la Competencia, se transformó, por los manejos del propio Gobierno y la recuperación de los mercados globales, en el campo de batalla de seis grupos empresarios que quieren comprar el 50% del paquete de control de Telecom Argentina.
Como lo había informado PERFIL, Telecom Italia abrió una búsqueda de interesados a través del banco de inversión Credit Suisse. En ese proceso, habían quedado finalistas el Corporación América, de Eduardo Eurnekián y Ernesto Gutiérrez; el Grupo Clarín; y finalmente había calificado el grupo Román, de Alfredo Román. Fuentes italianas intuyen que a este empresario de logística está vinculado el méxicano Carlos Slim.

A pesar de que el proceso de búsqueda de candidatos había cerrado, después de que la Coimisión de Defensa de la Competencia dijera que Telecom Italia, por la participación en su accionariado de Telefónica de España, debía dejar el 50% del control de Telecom Argentina, nuevos actores se mostraron interesados. La presentación del proyecto de Ley de Servicios Audiovisuales, que habilita el Triple Play, en perspectiva desmembra el sistema actual desconcentrándolo hacia actores como las telefónicas, habrían despertado el apetito de otros tres grupos.

Fuentes del mercado dijeron que a Telecom Italia le acercaron ofertas Telecentro, de Alberto Pierri; el fondo de inversiones Pegasus de Mario Quintana, propietario de Freddo y Farmacity; y un tercer grupo, Genevieve Financial, un fondo de private equity, que podría representar a otros intereses.

Un mejor contexto internacional también acercaría actores globales en telecomunicaciones. Por caso, la francesa Vivendi acaba de comprar, en Brasil, el 51% de GVT, una compañía de telefonía fija, transmisión de datos e Internet, lista para dar Triple Play, por unos US$ 2.000 millones en Brasil.

Las tres nuevas ofertas mejorarían las tres iniciales por la disposición de financiamiento, por cifras que rondan los US$ 500 millones.

Los italianos no se resignan a vender aún, y creen que los precios ofrecidos no son los adecuados.

Comentá la nota