Seis mil kilos de carne decomisados en 90 días

Seis mil kilos de carne decomisados en 90 días
El Registro de Operadores de la Carne y la Policía Rural realizaron inspeciones en 450 establecimientos.
Ayer la Municipalidad secuestró 230 kilos en un procedimiento realizado en un local de venta de San Martín al 700.

Catorce procedimientos y más de 6 mil kilos de carne decomisada es el resultado del trabajo realizado por diferentes áreas del Gobierno provincial, dentro del programa de control alimentario que se intensificó a fines del año pasado ante la llegada del calor y la amenaza del síndrome urémico hemolítico.

Desde noviembre 2008 hasta hoy se realizaron 14 operativos con decomiso de mercadería, se visitaron unas 150 cámaras y se inspeccionaron más de 300 establecimientos comerciales de carne.

Las tareas para tratar de disminuir los riesgos del síndrome urémico hemolítico "ponen en evidencia cada día la falta de conciencia por parte de los encargados de comercializar este alimento, que es central en las dietas de los argentinos", explicaron los inspectores.

La tarea está a cargo del Registro de Operadores de la Carne, dependiente de de la Secretaría de Asuntos Agrarios, en conjunto con la Policía Rural, quienes les brindan colaboración a los profesionales de salubridad de los distintos municipios.

En cada visita los profesionales solicitan documentación sanitaria y comercial y se realiza un control de los productos allí depositados a fin de constatar su origen. Además, se inspeccionaron establecimientos comerciales de carne verificando la inscripción en el Registro de Operadores de la Carne y los sellos y documentación comercial y sanitaria", explicaron desde el registro de Operadores de la Carne.

"Todos estos procedimientos contemplados en la ley provincial 6.902 tienen como objetivo principal constatar la procedencia de los productos cárnicos de distintas especies (bovina, porcina, ovina) que se comercializan".

"La mercadería se incauta cuando el local carece de documentación que acredite la procedencia de establecimiento faenador habilitado, por lo tanto es considerada de faena clandestina, y en otros casos por encontrarse en mal estado, no apta para el consumo humano".

Tarea policial

Desde Asuntos Agrarios, aseguraron que "los controles continuarán en toda la provincia" y agregó que "es fundamental que los municipios actúen ante esta situación junto al Gobierno provincial, y es necesaria una actitud responsable de todos los salteños para hacerle frente a esta problemática". En los procedimientos, la Policía Rural acompaña a los veterinarios de la Secretaría para realizar la inspección de los establecimientos, como así también es importante el trabajo que desde los municipios se debe realizar en las carnicerías aplicando el Código Alimentario.

Además, desde la Secretaría se recordó que se efectúan controles fijos en los puestos de ruta de El Naranjo y de Aunor, en donde se hace un relevamiento diario de transportadores de carnes y kilogramos ingresados a la provincia, como así también se controla la documentación comercial y sanitaria de los productos, subproductos y derivados cárnicos ingresados a la provincia provenientes de otras jurisdicciones.

Ayer en la capital

Se informó que este mediodía fueron secuestrados 230 kilos de carne en un comercio ubicado en San Martín al 700, y entre el alimento incautado había carne molida en mal estado, según informó la Dirección de Salubridad del Consumo, dependiente de la Dirección General de Protección Ciudadana.

Este procedimiento forma parte del trabajo que realiza la dependencia municipal, con el propósito de prevenir posibles casos de contagio del síndrome urémico hemolítico y resguardar la salud de los consumidores salteños.

El director de Protección Ciudadana, Eduardo Gandulfo, destacó que "los procedimientos continuarán realizándose de manera sorpresiva en distintos sectores de la ciudad".

Advierten subas de precios

Carniceros y pequeños distribuidores cárnicos locales advirtieron sobre una inminente suba en el precio de los cortes de blandos, como consecuencia de un aumento en la denominada tasa de introducción que cobra la Dirección de Rentas de la Provincia.

"La suba en los cortes sería de 1 a 1,50 pesos por kilo, ya que esa es la proporción de los incrementos que sufrimos con esta resolución", indicó Dardo Romano, titular de una carnicería. La resolución a la que hace referencia es a la 18/2008 de Rentas, que impuso una suba del 400% al concepto de inspección sanitaria.

Este aumento se termina transformando en un impuesto y afecta directamente la rentabilidad, señaló Romano, quien adelantó que interpondrán una medida cautelar ante la Justicia. "De 3 centavos por kilo, esta tasa se fue a 12 centavos, y eso hace reducir el mínimo margen que hoy tenemos. Si no hay marcha atrás tendremos que trasladar a los precios este aumento" señaló.

Comentá la nota