Seis grupos interesados por la línea Comahue-Cuyo

Buenos Aires. En medio de la crisis financiera global y del tembladeral interno que desató la reestatización de las jubilaciones, el Gobierno prevé dar otro impulso al "plan federal de transporte eléctrico" con la recepción de las ofertas destinadas a la nueva línea de interconexión Comahue-Cuyo.
El contrato en danza para la "construcción, operación y mantenimiento" de la línea de alta tensión entre Neuquén y Mendoza despertó el interés de seis consorcios de empresas locales y extranjeras que adquirieron los pliegos para participar en la pelea licitatoria.

La cuenta regresiva para definir a los ganadores de la obra comenzará hoy con la presentación de los sobres 1 (antecedentes) y 2 (propuesta económica) que deberán entregar los grupos oferentes.

Las empresas que están interesadas en quedarse con el negocio de casi U$S 550 millones son Teltres, la brasileña Alusa y la dupla Elecnor-Cobra. Se suman Intesar (Electroingeniería), la española Teyma Abengoa y Linsa, la sociedad local-española que integran Iecsa, Cartellone e Isolux.

Proyectada hace más de dos décadas, la construcción de la línea de 500 kV entre Comahue-Cuyo recién comenzó a tomar forma en los últimos años cuando la Nación decidió llevar adelante el plan de ampliación de las redes de transmisión que habían acordado todas las provincias en el Consejo Federal de Energía.

Comentá la nota