Seis empresas se presentaron en la licitación

Seis empresas constructoras se presentaron en la licitación pública para levantar nuevamente el Polideportivo de Ataliva Roca. Es el gimnasio que se desplomó luego de un viento y una tormenta.
Las irregularidades en la construcción generaron una denuncia penal que compromete a directivos de la empresa Sol Obras y técnicos y ex funcionarios del Gobierno Provincial.

Luego de una postergación de la fecha de apertura, a la espera de que avance la causa judicial, ayer se abrieron las ofertas con la documentación técnica para la reconstrucción del polideportivo. En diez días se conocerían las propuestas económicas. El presupuesto oficial es de 1.995.000 pesos, con un plazo de ejecución de 300 días.

El intendente de la localidad, Martín Borthiry, estuvo presente ayer en el acto y estimó que, si no hay contratiempos, a principios del año próximo la adjudicataria comenzaría a trabajar en la obra. El jefe comunal dijo que sabía que el juzgado achense que tiene la causa penal terminaría las pericias en los próximos días y liberaría el sitio donde se había levantado el gimnasio en forma inmediata.

Las empresas que presentaron propuestas son las firmas Novaretto-Pitz (UTE), R.V. Construcciones, Constructora Andreatta SRL, ILKA Construcciones, BEPHA Construcciones e Ingeniería Rómulo Pedreschi. Además del jefe comunal, durante la apertura de propuestas estuvieron presentes el director general de Obras Públicas, Alberto Raúl Canciani; el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá; el director de Obras Básicas y Arquitectura, Ariel Bernardo; el asesor Carlos Dacal y representantes de las constructoras.

Investigación

El 17 de junio de este año el titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, Carlos Carola, presentó una denuncia penal por las irregularidades descubiertas en la construcción del gimnasio que se desplomó a principio de año.

Las fallas estructurales eran gravísimas. Se usaron materiales diferentes, y de peor calidad, de los que figuraban en el contrato. La obra no cumplía requisitos mínimos de seguridad. Las pericias encontraron más irregularidades. Por ejemplo, la empresa cobró y el inspector certificó gradas que no se construyeron.

El juez de Instrucción Nº 1 de General Acha, Manuel Alvarez, debe investigar si existió defraudación al Estado Provincial. En principio, la denuncia apuntó al representante técnico de la constructora Sol Obras, Raúl Lechner, y al inspector del Ministerio de Obras Públicas, Juan Armando Velázquez. Al primero lo acusa de fraude a la administración pública y falsedad ideológica de instrumento público. Y al segundo, de fraude a la administración pública, incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de instrumento público.

En el escrito no se avanza sobre las responsabilidades políticas del caso, ya que no se acusa a ningún funcionario o ex funcionario del Gobierno Provincial. La obra se concretó cuando Julio Bargero era el ministro del área, durante la gestión del ex gobernador Carlos Verna. Costó alrededor de 1,8 millones de pesos.

Comentá la nota