Los seis cargos que pueden destituir a Salgado

El viernes, el suspendido intendente deberá defenderse en el Concejo. Él niega todas las acusaciones y el Gobierno lo apoya.
El suspendido intendente de Santa Rosa, Sergio Salgado, enfrentará el viernes un trámite clave para definir su futuro, cuando se presente ante el Concejo Deliberante para aclarar la media docena de supuestas irregularidades que pesan sobre su corta gestión de diez meses.

Luego de escuchar a Salgado, que está acusado por los ediles de “desorden de conducta y actos de indignidad contra el cuerpo”, el recinto entrará en cuarto intermedio para definir su suerte y votar si recupera el cargo o queda finalmente destituido.

De ocurrir lo último, al frente de la comuna continuará José López (PJ), el actual presidente del Concejo, que el jueves juró como intendente por el tiempo que dure el proceso de destitución.

En realidad, a la comisión de concejales que investiga la gestión del justicialista Sergio Salgado, le alcanzó uno de los temas estudiados para ordenar su suspensión, y es el que está relacionado con una posible responsabilidad del mandatario en la toma del Concejo Deliberante por parte de un grupo de empleados contratados; esto ocurrió el 1º de octubre, luego de que Salgado anunciara la rescisión de los contratos porque el Concejo no le aprobó una partida extra. De ahí surge la acusación sobre Salgado de “desorden de conducta y actos de indignidad contra el cuerpo”.

Así, el dictamen aprobado por los diez ediles santarrosinos (incluidos los tres oficialistas) brinda detalles de lo ocurrido el 1º de octubre, pero nada dice del resto de los puntos cuestionados y sólo los enumera. Al respecto, el informe aclara que una vez suspendido Salgado, el Concejo “se deberá abocar al estudio, análisis e investigación” del resto de los temas.

“En esa tarea está ahora el Concejo. Tenemos denuncias concretas y por lo menos media docena de situaciones irregulares. Nuestra tarea es llegar al viernes con todos los elementos necesarios para escuchar a Salgado y tomar una decisión”, explicó Walter Fredes, vicepresidente del Concejo.

Algunos señalan que en condiciones normales, los argumentos esgrimidos contra Salgado no alcanzarían para suspenderlo y menos aún para destituirlo.

Esos mismos dicen que, en realidad, todo es parte de la interna que el justicialismo tiene en Santa Rosa, de la cual se habría aprovechado la oposición (en especial el Partido Demócrata) para sacarse de encima a un intendente que no dialoga ni consulta nada con el Concejo, y que fue además el principal rival que tuvo el ex intendente Antonio Ponce.

Detrás de esa interna justicialista (ver aparte), en la que se mencionan cargos que no habría cedido Salgado a los otros sectores y la nula participación del bloque oficialista en la gestión, estaría Viviana González Castillo, empresaria y ex esposa del empresario transportista Jorge Fornetti, y que compitió con Salgado en la interna justicialista por la intendencia.

Ella, si bien admite diferencias profundas con Salgado, niega rotundamente estar detrás de la suspensión que sufre el intendente.

Para saber qué cosas se dirán en la sesión del viernes, acá van detalles de las seis posibles irregularidades detectadas por el Concejo y la opinión de Salgado.

Toma del Concejo: el 30 de setiembre, Salgado anuncia a los 320 contratados que no tiene dinero para pagarles porque el Concejo ha realizado cambios en la partida de servicios (de donde sale el dinero para contratos). Esa noche, los contratados fueron a la casa de algunos concejales, hubo reclamos y amenazas.

A la mañana quedaron paralizadas diversas áreas municipales, los empleados cortaron la ruta 7 y tomaron el Concejo Deliberante. Para los ediles hay pruebas de que todo esto fue organizado y dirigido por el intendente; subrayan además que el cambio de partida nunca puso en peligro la fuente de trabajo de ningún contratado.

Salgado asegura que él nada tuvo que ver en la toma del Concejo y enfatiza que “no hay una sola prueba al respecto”.

Falta de pago a la constructora San José SRL: los concejales entienden que Salgado recibió $ 500.000 para obras de asfalto y que el dinero ya no está. “Hay que ver en qué cuenta fue depositado y a qué se destinó la plata”, explican. Salgado dice que esa obra arrancó en el último tramo de la gestión anterior.

“La plata le llegó a (Antonio) Ponce y cuando yo entré ya no estaba. Nosotros tenemos intención de pagar, pero la verdad es que ese dinero se lo mandaron a Ponce y no sé en que lo gastó”.

Posible falencia en cobertura de riesgo de trabajo: el Concejo sostiene que un empleado del área de Servicios Públicos tuvo un accidente laboral, pero la comuna no hizo la denuncia a la aseguradora. Salgado dice que la cobertura de los empleados “funciona y está al día. Cuando entré los empleados llevaban siete meses sin cobertura”.

Incompatibilidad del funcionario Julio Ramón Muñoz: el Concejo dice que es director de Salud pero al mismo tiempo trabaja como auxiliar de enfermería en el hospital departamental. “La situación ya fue denunciada por Fiscalía de Estado y no se ha hecho nada”, sostienen los ediles.

Salgado asegura que cuando llegó la notificación de Fiscalía de Estado, Muñoz pidió licencia en el hospital. “Hace dos meses que ya no trabaja en el hospital y piensa devolver los sueldos de los meses que estuvo en incompatibilidad”.

Probable uso de movilidad municipal por particulares: los concejales Ana Barroso y Jorge Abraham aseguran que en la noche del 6 de julio la camioneta Chevrolet S10 asignada al intendente era conducida por su cuñada. Salgado sencillamente lo desmiente.

Consumo diario de combustible: los ediles sostienen que existe una denuncia ante escribano de un vecino que sostiene haber recibido, de un empleado cercano a Salgado, vales de combustible municipales por un trabajo realizado.

También tendrá que explicar por qué en agosto se gastaron 28.500 litros de combustible. “No conozco el caso, pero si un empleado mío pagó con vales se tendrá que ir. Respecto al gasto de combustible, ahorramos unos 3.000 litros con respecto al mismo mes del año pasado, cuando estaba Ponce”.

Comentá la nota