Seis de cada diez alumnos de las universidades dejan sus estudios

Santiago. Estudiantes de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (Unse) pueden acceder a becas de $500 por mes para carreras universitarias y de $350 para tecnicaturas.
Seis de cada diez alumnos que asisten a las universidades dejan sus estudios y cada año se suman más estudiantes a este preocupante índice de deserción, según un estudio realizado por la Secretaría de Políticas Universitarias.

“El nivel de deserción es del 60%”, confirmó Alberto Dibbern, secretario de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, tras aclarar que “hay que tener en cuenta que estos niveles se dan en un marco en que no hay cupos ni selección inicial”. El aumento del abandono de las carreras universitarias “va acompañado del proceso de expansión de la cobertura, porque al ingresar más estudiantes y no haber medidas pedagógicas y cambios de otro tipo, crece la deserción”, advirtió el ministro de Educación de la Nación, Juan Carlos Tedesco.

El titular de la cartera educativa sintetizó de este modo una de las dificultades para retener al alumno universitario, al inaugurar el seminario internacional “Diagnóstico y experiencias para la disminución de la deserción estudiantil”.

Tedesco expresó que en la actualidad se suma otro fenómeno al de la deserción y es “la oportunidad que tiene un joven de trabajar, porque hace cinco años o estudiaba o estaba en la calle”.

En este marco, destacó la importancia de desarrollar las “políticas de becas que permita a los jóvenes, sobre todo de bajos recursos, que tengan un apoyo económico que les permita seguir la carrera”, y que no tengan que reemplazar el trabajo por el estudio.

El ministro insistió en que esta realidad “tiene que ver con la desinversión y con la falta de estrategias pedagógicas”, y en este sentido explicó que “muchas veces la universidad supone que es el alumno el que tiene que adaptarse”.

“Los egresados de las escuelas secundarias de los últimos anos -continuó- vienen con logros de aprendizaje muy bajos, entonces el choque pedagógico cultural que significa pasar de la secundaria a la universidad es muy fuerte”.

Añadió que “el problema es complejo y lo importante es tomar conciencia, hacer un diagnóstico y empezar a enfrentarlo”.

--------------------------------------------------------------------------------

Autoridades universitarias iniciaron un debate sobre políticas para combatir el alto nivel de deserción estudiantil que se registra en las facultades de todo el país, según las estadísticas del Ministerio de Educación de la Nación.

“Una parte importante de este problema se debe a factores externos al sistema: nuestros jóvenes muchas veces están obligados a trabajar, porque sus familias no están en condiciones de mantenerlos a lo largo de su formación”, dijo Tedesco.

Comentá la nota